descendimiento

Donde se mezclan la corneta y el fagot

  • La cofradía de San Pedro recorta su camino de vuelta ante la amenaza de la lluvia

El misterio del Descendimiento tras salir de la parroquia de San Pedro. El misterio del Descendimiento tras salir de la parroquia de San Pedro.

El misterio del Descendimiento tras salir de la parroquia de San Pedro. / reportaje gráfico: josué correa

Cuando el sol se descolgaba de un cielo taciturno, Nuestro Señor Jesucristo descendía de una Cruz que se encogía en el Porche de San Pedro. Cuando las fuertes ráfagas de viento recorrían el ambiente melancólico de Viernes Santo, los tramos de nazarenos de la Hermandad del Descendimiento no movían un ápice de su organización para realizar el recorrido. Cuando la cuadrilla de costaleros aguantaba la caída en el costero derecho, María Santísima en la Resignación casi que se asomaba al dintel de la Puerta del Mar en un afán por recoger a su hijo antes de que descendiese de la Cruz.

La Plaza de San Pedro es ahí donde desciende Nuestro Señor, donde expiran cornetas y cruje la madera. Es allí donde se mezcla la música del misterio y la del palio. La corneta y el fagot. Es donde no sabe uno hacia qué lado mirar. Si al Hijo o a su Madre. La Plaza de San Pedro es ahí donde se concentra la sobriedad encajada de Cruz de Guía a Banda de palio.

La Hermandad del Descendimiento recorrió algunas de las principales arterias de la ciudad en busca de la Carrera Oficial. Siempre acompañado de un público fiel que saboreaba los últimos sorbos de una Semana Santa que se escapaba entre chicotá y chicotá. La cofradía del Viernes Santo, al igual que las del resto de la jornada, tomó la decisión de salir a la calle y desafiar las probabilidades de agua. Sin embargo acortó su recorrido de vuelta para llegar cuanto antes a la parroquia de San Pedro por lo que optó por salirse en plena Carrera Oficial y subir por la calle Tres de Agosto para desembocar en la Palmera y continuar por la calle La Fuente. Esta acción, sin embargo, provocó que la Hermandad del Descendimiento tuviese que esperar algo más de 20 minutos en La Palmera ya que la Hermandad de la Fe llegaba desde la calle Palos. Fueron momentos de tensión y nervios ante la amenaza de agua pero que no fueron a más y el Descendimiento pudo entrar en San Pedro sobre las 23:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios