Viernes Santo

Un incidente en el palio de La Caridad origina una jornada atípica

  • La rotura de un varal del palio de La Caridad provocó que la Carrera Oficial retrasara su inicio en media hora y que se alterara el orden de los cortejos siendo éste: Descendimiento, Fe, Santo Entierro y Soledad.

Momento en que se estaba arreglando el varal Momento en que se estaba arreglando el varal

Momento en que se estaba arreglando el varal / Canterla

El barrio de Viaplana se volcó una vez más para despedir a su cofradía. Ya el Señor de la Fe estaba en la calle cuando el palio de La Caridad se disponía a salir de Santa María Madre de la Iglesia. Cuando el paso de palio ya se encontraba cuadrado para salir, la cofradía percibió problemas en un varal del costero derecho. Esto originó una demora si bien los hermanos de Viaplana solucionaron el percance teniendo que desmontar el varal en cuestión y realizando una soldadura. Con todo ya solucionado, María Santísima de la Caridad salió a la calle Cristo de la Fe con tres cuartos de hora de retraso. En ese momento, el misterio de la Fe se encontraba en José Fariñas a la altura del templo. Pese a lo sucedido, la hermandad mostró su buen hacer y la solidez que ha logrado con el paso de los años.

Ante la incertidumbre de que la cofradía de Viaplana pudiera llegar a tiempo a la Carrera Oficial, el Consejo de Hermandades y Cofradías decidió llevar a cabo una reorganización del Viernes Santo, de modo que los horarios de salida se vieron alterados así como el orden de entrada a la Carrera Oficial. De este modo, Descendimiento llegó a la Placeta a las 20:50.

El Descendimiento puso su cruz de guía en la calle a las 19:00, momentos después de que se supiese la reestructuración del día con la toma de horas en Carrera Oficial. Ante un numeroso público que aguardaba en la Plaza de San Pedro, el cortejo de nazarenos comenzaba su camino en su estación de penitencia. Cuarto de hora más tarde de que se abrieran las puertas de la parroquia, el misterio del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo aparecía por el dintel de la Puerta del Mar a los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Cristo de la Expiración. Minutos después, la Virgen de la Resignación comenzó su caminar por las calles de Huelva al compás de la música de la Banda Sinfónica del Liceo de Moguer.

La hermandad fue como ya se ha comentado, la primera en cruzar la Carrera Oficial a las 20:50 en un Viernes Santo atípico.

Dados los cambios de la jornada, la hermandad oficial de la capital salió de La Soledad con 40 minutos de retraso conforme a su horario estipulado mostrando Las Angustias su nueva y bella configuración que sin duda, asombró al numeroso público que se dio cita en la plaza que lleva su nombre. A causa de su carácter oficial, su cortejo volvió a incluir a representantes de la inmensa mayoría de las hermandades de penitencia así como de estamentos civiles y militares. Tras el paso de palio, se encontraba el obispo de la Diócesis, José Vilaplana.

Debido a los cambios horarios, la Hermandad de La Soledad retrasó la salida desde la parroquia de la Concepción hasta las 20:30. Con la seriedad que marca el cortejo, los nazarenos pisaron los primeros adoquines ante la atenta mirada de un gran número de personas que no quisieron perderse los últimos momentos de la Semana Santa onubense. Nuestra Señora en su Soledad salió con el compás fúnebre que le caracteriza y bajo las órdenes de Francisco José Cumbreras, la cuadrilla de costaleros comenzaba su estación de penitencia cuando ya la tarde caía.

Con las cuatro cofradías en el centro y con el retraso horario marcado por el incidente en la Hermandad de la Fe, todavía restan algunas horas para que el Viernes Santo llegue a su final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios