El exorno floral representa el bello y sofisticado arte de lo efimero

"La base es siempre la misma, pero el arte efímero es lo que cambia". Estas frases de fuerte componente existencialista, pronunciadas ayer por el florista onubense Antonio Rivera, describen el concepto del trabajo que realiza en especial, durante estos días en las diferentes cofradías.

Desde las 9:00 de ayer, Antonio se encontraba en San Sebastián poniendo las flores a Nuestra Señora de la Paz, acompañado de su grupo de colaboradores. Es la primera vez que ha sido llamado por Mutilados para este cometido, para el que dedicó nada menos que siete horas. Antonio entiende que la innovación es una clave esencial de su trabajo. Sabe que no es fácil porque se mueve en un mundo fuertemente tradicional, aunque él tiene claro que "las cosas no son siempre las mismas y que todo va cambiando: las flores, las marchas..."

El florista onubense considera que uno de los cambios más interesantes en este ámbito, es la inclusión de otras especies que acompañan a las más tradicionales como las rosas o los claveles. Antonio considera que las reticencias que a veces surgen en las hermandades ante las innovaciones, se vencen a base de buen gusto y mejor hacer, aunque la filosofía que se pone en práctica es la de innovar sin salirse de la norma. Sin embargo, lo habitual es que el florista presente un proyecto a cada hermandad que así lo demanda, al menos éste es el caso de Antonio Rivera. La junta de gobierno es la que da el visto bueno a la propuesta del florista que también admite las sugerencias que le hace llegar la cofradía.

Por todas estas razones, Antonio es partidario de que las hermandades llamen a los profesionales a la hora de la elección y colocación del exorno floral.

En este bello y efímero mundo, también existen modas. Los años pasan y las tendencia también. Una que menciona el florista es la de "mezclar varios tipos de flores en un mismo buqué".

Como ya se ha comentado, una de las apuestas principales de Antonio es incluir nuevas especies, lo que no puede ir en contra del sentido de la estética y de la armonía que requiere en sí, el paso: "No habría lugar para la mezcla de colores estridentes", apunta.

Como en prácticamente todo, también en las cofradías el impacto de la fuerte crisis se hace notar y por lo tanto, también en las flores. Se ajustan los presupuestos, se buscan flores más económicas aunque "todas intentan seguir en la misma línea". Sin embargo no parece que los precios sepan de crisis, pues la mayoría del material "con el que trabajo viene de fuera y las referencias las suele marcar Holanda que controla el mercado mundial". Los claveles que son una especie muy tradicional española tampoco presentan mejor aspecto en el sentido monetario, ya que el intenso frío que hemos padecido este invierno ha malogrado buena parte de la recolección. Además de Mutilados, Antonio trabajará esta Semana Santa con Calvario, Estudiantes, Oración y Resucitado, éstas por lo que respecta a la capital. Además, llevará sus flores y su arte al Cautivo y al Gran Poder de Isla Cristina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios