Miguel tenorio - vendedor de coquis

"Los coquis siempre atraen el revuelo de los niños"

  • Es de los vendedores fieles en Semana Santa, su pregón también es anuncio en la plaza de San Pedro de la llegada del Domingo de Ramos. Miguel Tenorio es hoy el único vendedor de coquis que queda

Comentarios 1

Es uno de los personajes clásicos que acude a lo externo de la Semana Santa. Es el vendedor de coquis, Miguel Tenorio que aun mantiene esta tradición cada vez que llega el Domingo de Ramos y se escucha en la plaza "al coqui, coqui...".

-¿Quién le lleva a vender los coquis?

-Mi padre era vendedor de coquis, estaba inútil de un brazo y vendía también caramelos en la plaza de las Monjas, e incluso helados en verano, que él mismo fabricaba, era una forma de ganarse la vida, y a mi me lo trasmitió.

-¿Cuándo empieza como vendedor de coquis?

-Es por la necesidad de conseguir algunos ingresos, yo trabajaba siempre con contrato, pero después de venir de la Mili no conseguí entrar fijo y cuando estaba en el paro pues esto me ayudaba algo.

-¿Y ahora a qué se dedica?

-Sigue estando difícil encontrar trabajo, cuando llega la época de la fresa estoy unos cinco meses en el reciclaje del cartón. Cuando no tengo trabajo pues es una ayuda vender los coquis.

-¿Y cuándo sale a la calle a venderlos?

-Principalmente para San Sebastián y en Semana Santa. En la Cinta y Colombina no vendo, otras veces me he dedica a vender helados en verano. Ahora voy a las puertas de los colegios.

-Tenía su propio pregón.

-Sí, era aquello de "tirarse al suelo, llorar con ganas que el tío del coqui no viene mañana".

-¿Y el coqui de qué está hecho?

-Es como un helado caliente, va en un cucurucho de galleta y lo que lleva es merengue con algunos adornos de virutillas de caramelo de colorines.

-Es fácil verlo, lo lleva en alto.

-Sí, en la tablilla de cartón piedra con agujeros a medida para meter los coquis.

-¿Cuántos caben?

-Un total de ochenta y cuestan 60 céntimos.

-¿Se venden muchos?

-Hay que esperar que se le antoje a los chiquillos, pero hoy tienen muchas golosinas y el coqui va en decadencia. Si el día está bueno, en Semana Santa puedo vender dos tablillas al día.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios