El centro enmudece ante el Señor

  • El Cristo de la Buena Muerte recorrió un nuevo itinerario en solemne vía crucis

Eran las 21.30 horas, cuando las puertas de Santa María de Gracia se abrían, para dar paso al Santísimo Cristo de la Buena Muerte, que protagonizó el vía crucis de esta hermandad de Jueves Santo, que recorrió diversas calles del centro.

El acto seguía a una jornada en la que el titular había estado en besapiés, ante la Virgen de Consolación. Tras la celebración eucarística, un protocolo precedía a la imponente imagen del crucificado que portaba en esta ocasión, una corona de espinas y que partió desde el altar mayor del céntrico templo.

El itinerario del vía crucis cubrió Tres de Agosto, plaza de las Monjas, Espronceda, Rico, Gobernador Alonso, Alcalde Coto Mora, Vázquez López. De este modo, el recorrido se diferenciaba al del año pasado. En esa ocasión, la cofradía quería compartir la alegría de la reapertura de La Concepción, de donde había salido durante años. Sin embargo, era deseo de la junta de gobierno, que el vía crucis se adentrara por calles más estrechas que contribuyen a un mayor recogimiento.

El protocolo se iniciaba con la cruz parroquial, seguida del tramo de cirios atendiendo a la antigüedad de los hermanos, así como del guión de la hermandad, custodiado por cuatro miembros de la junta de gobierno, el muñidor, el asistente eclesiástico, el hermano mayor y los cuatro ciriales. Todo ello abría el paso a la imagen portada a hombros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios