Semana Santa

El Viernes Santo luce ya en todo su esplendor mientras espera a Servitas

  • Monte Calvario, Descendimiento, Dolores de San Juan, Traslado, Amor, Piedad y Santo Sepulcro procesionan por las calles de la ciudad

El Viernes Santo luce en todo su esplendor por las calles de la capital mientras espera a Servitas. Monte Calvario, Descendimiento, Dolores de San Juan, Traslado, Amor, Piedad y Santo Sepulcro procesionan en un día en el que el buen el tiempo ha acompañado durante toda la jornada.

Monte Calvario

Tras atravesar las horas sofocantes de sol en el Altozano y la Cruz Verde, la hermandad victoriana continuaba su transitar hacia el centro histórico con un ritmo constante y sin perder el norte de la hora. Desde la salida del Vía Crucis del Cristo Yacente de la Paz y la Unidad en el Misterio de su Sagrada Mortaja los minutos contaban contrarreloj pero ellos cumplieron lo establecido. Los cirios se doblaron por el calor pero Monte Calvario siguió su curso. La nueva junta de gobierno de la hermandad supo poner en la calle a un cortejo joven pero decidido, convertido con trabajo en una imagen con especial gusto.

Descendimiento

Arriesgar en un cambio de itinerario siempre supone un salto al vacío. En el caso de Descendimiento fue para bien, puesto que el entorno catedralicio de Postigo de los Abades favoreció indudablemente la puesta en escena. La imagen del Cristo y su grupo escultórico ante la torre truncada del primer templo fue un soplo de aire fresco -aunque apagase la candelería de la Virgen de las Angustias- para evitar zonas más desangeladas.

Con los sones de 'Oremos' entraría el primero de los tronos a calle Sancha de Lara para finalizar un camino al recorrido oficial hacia el que los tronos fueron enteros.

Dolores de San Juan

Dolores de San Juan puso el recogimiento en la tarde del Viernes Santo. Con la rigurosidad de siempre, en absoluto silencio, los nazarenos de túnicas de ruán y cinturones de esparto iniciaron el cortejo desde el templo a la hora marcada en el itinerario. Con el acompañamiento de una capilla musical los tronos del Cristo de la Redención y Nuestra Señora de los Dolores iniciaron su estación de penitencia por la calle San Juan rodeados de un respeto poco usual.

Soledad de San Pablo 

En la calle Trinidad el ambiente era más festivo a pesar de estar esperando el trono del Santo Traslado y Nuestra Señora de la Soledad. Con diez minutos de retraso la cofradía emprendió su salida procesional con la saeta de Araceli González a los pies del Cristo yacente. El barrio acudió, como siempre, a arropadar a sus Sagrados Titulares.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios