Tarde de incertidumbre

  • Las cofradías de la provincia apuraron el tiempo de salida de sus procesiones por la amenaza de lluvia. En Ayamonte la suspensión fue obligada.

LA lluvia marcó la tarde del Miércoles Santo en la provincia onubense, donde se apuró el tiempo de salida de las cofradías ante la incertidumbre del tiempo para sus estaciones de penitencia. Los retrasos se multiplicaron en distintas localidades, optándose también por acortar los recorridos por la aparición de la lluvia. En Ayamonte, uno de los focos más importantes, la suspensión fue obligada ante las previsiones negativas manejadas para la noche.

lepe

El Cristo de la Salud acompañado de Nuestra Señora de los Dolores hizo anoche su estación de penitencia en las calles de Lepe en la sesión nocturna del Miércoles Santo. La cofradía tenía todo preparado a las nueve, aunque la amenaza de lluvia hizo esperar 45 minutos su salida del templo parroquial de Santo Domingo de Guzmán.

En este cortejo hacen estación de penitencia una imagen del imaginero sevillano Darío Fernández, el Cristo de la Salud, despojado de sus vestiduras y representando el momento del prendimiento. Esta figura, obra del artista sevillano en 1996, se está consolidando en devoción y sentimiento popular.

Tras Él, la venerada y admirada imagen en Lepe de la Virgen de los Dolores, una talla del escultor Ortega Bru que sale en procesión en uno de los pasos de palio más impresionantes de Lepe. Esta imagen concentra también una gran devoción popular y un numeroso cuerpo de hermanos penitentes y costaleros. El paso de la Virgen estrenó un relicario de Orfebrería Villarreal, que porta una reliquia de la Beata Madre María Purísima, de las Hermanas de la Cruz.

El Cristo de la Salud fue acompañado por la Agrupación Musical Cristo de la Misericordia mientras que junto a la Virgen fue la Banda de Música Nuestra Señora de las Mercedes de Burguillos (Sevilla).

cartaya

Cartaya volvió a escenificar en la tarde de ayer una de las peculiaridades mejor conservadas de su Semana Santa. Sin necesidad de mirar al cielo porque todo transcurre en el interior de la parroquia del Apóstol San Pedro, los cartayeros disfrutaron de la Adoración de Jesús en el Huerto, una costumbre íntimamente ligada a otra de las más arraigadas singularidades de la Semana Mayor cartayera, el Descendimiento del Cristo articulado de su Cruz por parte de los Santos Varones de la hermandad Sacramental del Santo Entierro en el Altar Mayor en la tarde del Viernes Santo.

Según los historiadores, ambas tradiciones, de origen incierto, podrían ser los restos de una escenificación completa de la Pasión que en muchos lugares se ha perdido y que en Cartaya ha pervivido hasta hace poco, aunque dividida en distintas ceremonias como las dos descritas.

Cientos de cartayeros tuvieron ayer la oportunidad durante toda la tarde de rendir tributo y rezar ante el Nazareno que porta la Cruz, cuyo paso fue ornamentado una vez más con frutas (sobre todo naranjas y limones) y otros vegetales.

Ya por la noche, a las 22:00, tuvo lugar la salida procesional de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo -Ecce Homo- y María Santísima de la Esperanza, que partiendo de la parroquia de San Pedro Apóstol recorrió un año más las principales calles del municipio, en las que se repitió una vez más la tradicional Reverencia de la Virgen con su Hijo. Se trata ésta de otra de las originalidades de la Semana Santa cartayera, en la que los costaleros enfrentan e inclinan ambos pasos en un gesto de reverencia, encuentro o adiós de la Virgen hacia su Hijo, condenado ya a morir.

isla cristina

Incertidumbre e indecisión fue lo que tuvo ayer la junta directiva de la hermandad del Señor Atado a la Columna, Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas y Nuestra Señora de los Ángeles (la Flagelación), que estaba previsto que saliera en procesión a las 20:00 desde la ermita, donde se concentraron todos los penitentes y hermanos a la espera de que la lluvia remitiera. Una hora después, y con lluvia intermitente, se abrió la puerta y salió la Cruz de Guía decidiendo en principio acortar el itinerario y recorrer algunos tramos hasta la carrera oficial en el paseo de Los Reyes.

A pesar del mal tiempo, numerosos isleños se acercaron hasta los alrededores de la ermita con bastante escepticismo y decepción ante el rumor de que la procesión se suspendiera. Lo mismo ocurría dentro de la hermandad, donde los costaleros y penitentes mostraban su cara más triste tras un año de espera. En la puerta de la ermita se dio cita la Agrupación Musical Cristo de la Buena Muerte de Ayamonte, para acompañar al Cristo, y el paso de palio, la Banda de Música isleña.

aracena

El Divino Redentor Cautivo, única hermandad de Aracena con un sólo paso, estuvo en las calles de la localidad por la noche con la Iglesia de El Carmen como punto de partida y origen de la cofradía. Todo ello pendiente del tiempo, ya que las previsiones climatológicas no eran nada halagüeñas.

El Cautivo salió con el acompañamiento musical de la Banda de Cornetas y Tambores de Aracena.

La nota destacada fue ver por primera vez el paso del Cautivo totalmente terminado.

moguer

Una de las cofradías que se esperaba con ilusión ver en la calle a sus sagrados titulares era la del Cristo de la Victoria y Virgen de la Paz, que realizó ayer su estación de penitencia en Moguer, destacando por la sobriedad y elegancia del paso de caoba sobre el que sale el Señor. Tras Él, el paso de Palio con la imagen de la Virgen escoltada por el fiel San Juan Evangelista.

La iglesia parroquial vibró por primera vez en esta Semana Santa con el sonido de los redobles de tambores en la salida de esta cofradía, con el acompañamiento musical de la Banda de Cornetas y Tambores del Liceo Municipal de la Música de Moguer y la Banda Hermanos Niños, también de la localidad.

ayamonte

No tuvo suerte la Hermandad del Santísimo Cristo de la Victoria, Nuestro Padre Jesús de la pasión y María Santísima de la Paz de Ayamonte, que concentró a las puertas de la parroquia de las Angustias a numerosos devotos pendientes de la lluvia para su salida. Después de mucho esperar se optó por renunciar, dadas las previsiones adversas para la noche ayamontina. Fue sin duda un mazazo para los hermanos, que cuentan con un numeroso cortejo de penitentes.

bollullos

La Antigua Hermandad Hospitalaria y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo Atado a la Columna y Nuestra Señora de la Misericordia realizó ayer su estación de penitencia en Bollullos Par del Condado con la salida de sus titulares de la capilla de la Misericordia, situada en el tradicional barrio del Lino. Se trata de una de las hermandades más antiguas de la localidad, con pruebas fidedignas de su fundación en 1650.

Unos 350 nazarenos de esta hermandad considerada de barrio salieron en la tarde de ayer en procesión, con recogida prevista a la una de la madrugada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios