La Fe

Solo la cruz de guía sale a la calle

  • La lluvia hizo que la cofradía suspendiera la salida en el último momento

La hermandad de Viaplana tenía la responsabilidad de abrir el Viernes Santo y eso, en las circunstancias que se han vivido esta Semana Santa, no era tarea fácil. Lo que era indiscutible era que Santa María Madre de la Iglesia estaba llena de cofrades y fieles del barrio que sienten como algo muy suyo esta cofradía.

La decisión sobre la salida era clara y estaba tomada por la junta de gobierno cuando se acercaba el momento de la salida. Así, el hermano mayor, José Manuel Huerta, anunciaba desde el presbiterio, la inminente salida lo que fue recibido con aplausos por todos los presentes. Las puertas a la calle Cristo de la Fe se abrían ante un paisaje ya tradicional pero siempre bello: el de un barrio que quiere despedir a La Fe y La Caridad cuando emprende su camino hacia el centro.

En el interior mientras, Juan Antonio Casablanca , quien fuera capataz de la cofradía durante 12 años, realizaba la levantá del misterio. Fue en ese momento cuando, con la cruz de guía y el primer tramo de nazarenos ya en la calle, la lluvia hace su aparición con fuerza. Es cuando la diputada mayor de gobierno para la comitiva a la espera de saber si la salida continuará. Pocos minutos después y visiblemente emocionado, el hermano mayor anuncia "con todo el dolor de mi corazón que no se saldrá. las previsiones que manejábamos eran idóneas pero ahora la situación es muy mala". Con madurez, cofrades y asistentes apoyaron con sus aplausos a Huerta, en tan duros momentos por lo que la Fe cerraría este Viernes Santo con la celebración de un vía crucis en el interior del templo.

Pudo no obstante, realizarse la levantá al palio que fue protagonizada por el antiguo hermano mayor Manuel Cruz. En esa fatídica jornada hubo también un momento para el susto. La pluma de uno de los soldados del misterio cayó en uno de los candelabros, lo que fue rápidamente solventado.

La Fe tendrá que esperar un año más para mostrar a toda la ciudad, su bello misterio que se ha completado con las figuras de un soldado romano más y Nicodemo; imágenes que comparten espacio con el bello Cristo de la Fe, obra de Antonio León Ortega.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios