Mutilados

La Paz asombra con su belleza

  • Los magníficos pasos de Mutilados llenaron de estética y devoción el Domingo

Los dos espléndidos pasos de Mutilados esperaban la llegada de la salida a las 17:45. Casi tres cuartos de hora antes, el hermano mayor Juan Manuel Caballero anunciaba que esa salida se realizaría y sin recurrir al protocolo de demora. Los nervios y la emoción que se vivía en el templo, presidido por el Patrón de la ciudad, dio lugar también a la devoción. Caballero recordó a las familias onubenses que, en buen número, están siendo castigadas por la crisis. Tampoco se olvidó de los que están sufriendo la presencia del cáncer en sus vidas.

El párroco José Antonio Omist dirigió el Padrenuestro y las puertas de San Sebastián se abrieron ante un cielo azul y brillante. En el porche esperaba al Señor de la Victoria, la Banda de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Para Nuestra Señora de la Paz, ese acompañamiento iba a comenzar en el interior de templo donde se situó la Banda del Liceo de Música de Moguer. El bellísimo palio exhalaba una intensa fragancia procedente del buen número de rosas que componían en buena medida, su exorno floral que por vez primera, ha corrido a cargo de Antonio Rivera.

Como en otras cofradías, el recuerdo de los pequeños Ruth y José, desaparecidos desde el pasado octubre tuvo su expresión visible. El guión de la hermandad llevaba un lazo verde, como una súplica en favor de los pequeños.

En esas coincidencias que tiene la Semana Santa onubense, la Virgen de la Paz cruzaba la puerta de San Sebastián, justo en el momento que el Rosario llegaba a la plaza Niña y el Señor de la Victoria alcanzaba McKay&-McDonald.

Mutilados buscaba con determinación la carrera oficial, aunque la gente ya se arremolinaba a la altura de la plaza de los Litri y se intensificó en Jesús de la Pasión, donde una representación de la junta de gobierno del Santo Entierro la esperaba. Tras recibir sus respetos y una ofrenda floral, la comitiva se dirigió a Quintero Báez en este Domingo de Ramos en que Mutilados pudo disfrutar y hacer disfrutar a la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios