Nueva túnica bordada en oro para El Cautivo de La Palma

EL Cautivo de La Palma realizará esta tarde su salida procesional en un paso de la Hermandad de la Veracruz de Sanlúcar la Mayor. Se trata de un paso con un alto valor patrimonial, de hecho está protegido por Patrimonio Histórico de Sanlúcar, cuya canastilla es del siglo XVII. Uno de los objetivos de la hermandad palmerina es realizar un paso para el Cautivo, que ya está en proceso de construcción.

Aparte del paso, prestado por la cofradía sevillana, el principal estreno es la nueva túnica bordada en oro que lucirá el Cautivo. Además, entre las novedades también se encuentra el Simpecado Carmelita con pintura al óleo de Nuestra Señora del Carmen, que va a procesionar por primera vez en esta Semana Santa. Igualmente, Nuestra Señora y Madre de Las Lágrimas estrenará saya bordada en oro, réplica de la que lucía el Jueves Santo la antigua imagen.

La Fervorosa Hermandad de Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo, Nuestra Madre y Señora de las Lágrimas y San Juan Evangelista iniciará su estación de penitencia a las ocho de la tarde, desde la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, estando prevista su entrada sobre la una de la madrugada.

Por otra parte, el Domingo de Ramos, se pudo contemplar en la titular de la Hermandad de la Borriquita el antiguo manto de salida de la Virgen de Regla de la Hermandad de Los Panaderos de Sevilla. La Virgen de la Amargura lució en su salida procesional el manto de la dolorosa del Miércoles Santo sevillano, una obra bordada en oro sobre terciopelo granate por Sobrinos de Caro en 1930.

Aunque no de forma institucional, sí son muchos los vínculos sentimentales que unen a la hermandad de Los Panaderos con la de La Palma. En primer lugar, la vestimenta de los nazarenos del paso de la Virgen de la Amargura es idéntica a la que visten los del cortejo de la dolorosa sevillana, incluida la capa granate, la botonadura y el cíngulo.

No obstante, los lazos de unión van mucho más allá; la primera vez que procesionó la Virgen de la Amargura por las calles de La Palma, en el año 1977, fue portada por la cuadrilla de costaleros de la Virgen de Regla. Será en parte por ese vínculo creado desde aquella primera salida que el palio de la Amargura de La Palma empezó a confeccionarse a imagen y semejanza del de la Virgen de Regla, de ahí que posea un palio granate y bambalinas del mismo color bordadas en oro, de cuyas caídas cuelgan también las características corbatas del palio sevillano.

Entre los momentos más significativos de la procesión de la Hermandad del Cristo del Perdón, María Santísima de la Soledad y Nuestra Señora de la Amargura, se encuentra la salida y entrada de los pasos en la Ermita de San Sebastián, por la dificultad que entraña para los costaleros; la parada ante el Convento de las Hermanas de la Cruz, donde las monjas elevaron su oración al cielo, y el paso de la comitiva, por la estrechez de las calles, por Cardenal Segura, Virgen del Valle y Muñoz y Pabón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios