El Nazareno de Punta procesiona sobre un monte de claveles

Tercera procesión del Señor Nazareno puntaumbrieño. Tercera procesión del Señor Nazareno puntaumbrieño.

Tercera procesión del Señor Nazareno puntaumbrieño. / landero

La Semana Santa sigue su curso en la Costa Occidental marcada por el buen tiempo y por los miles de ciudadanos que, en todos los municipios de la comarca, salen estos días a la calle para disfrutar de los distintos desfiles procesionales y estaciones de penitencia.

En Punta Umbría salió anoche por tercer año la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Pasión y María Santísima Esperanza del Mar, que recorrió las calles de la localidad costera con un solo paso.

El cortejo partió desde la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen en la procesión de la imagen titular de Padre Jesús Nazareno de Pasión. La joven cofradía puntaumbrieña ha estrenado este año un monte de claveles que sustituye al anterior de lirios y la compañía de una Centuria Romana, además de la Banda de Cornetas y Tambores de la Escuela Municipal de Música de Punta Umbría.

Hay que recordar que esta cofradía realizó estación de penitencia por primera vez en 2016 tras varios años de lucha y trabajo, bajo la presidencia de Juanibel Benítez.

El Jueves Santo en Isla Cristina estuvo marcado por la estación de penitencia de la Fervorosa Hermandad de la Inmaculada Concepción y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Nuestra Señora de la Paz (Cautivo), cuyos dos pasos partieron desde la casa de la hermandad (Plaza de San Francisco) a las 19:00.

Con Francisco José Zamudio Barroso como hermano mayor, la cofradía isleña ha estrenado este año la continuación del proyecto de bordado del palio, concretamente en esta ocasión la bambalina trasera del mismo. Otra novedad de este año ha sido la terminación del nuevo retablo de cultos en la parroquia. La Agrupación Musical Vera Cruz y Caridad de Brenes (Sevilla) acompañó al paso del Señor; mientras que junto al paso de palio de la Virgen, procesionó la Banda de Música Nuestra Señora del Valle de La Palma del Condado.

Ya a las dos se inició la Madrugá con la estación de penitencia de la Hermandad del Gran Poder.

En Cartaya la jornada del Jueves Santo fue este año muy diferente, y triste al mismo tiempo. Una de las hermandades con más solera del municipio, la Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, María Santísima de la Amargura, San Juan Evangelista y San Sebastián Mártir, no realizó anoche su estación de penitencia por carecer la corporación de junta de gobierno. No obstante en la Madrugá sí realizó estación de penitencia la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores.

El Jueves Santo estuvo protagonizado por la Hermandad y Cofradía del Cristo de la Misericordia, María Santísima de la Esperanza, San Juan Evangelista y Nuestra Señora del Amor, que un año más sacó sus dos pasos a la calle desde Santo Domingo de Guzmán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios