Jornada cofrade desapacible

  • Las inclemencias meteorológicas marcan el final de la Semana Santa en muchas poblaciones de las distintas comarcas onubenses

El Viernes Santo se vivió con intensidad en muchas localidades de la provincia, en una jornada que estuvo marcada por las inclemencias meteorológicas.

La Antigua y Fervorosa Hermandad del Santo Entierro de Cristo procesionó los tres pasos de los que son titulares: el Cristo Yacente, atribuido a Pedro Roldán o a su hija, Luisa Roldana; el Cristo del Carmelo (2001), y la Soledad, atribuida a Juan de Astorga (siglo XIX). Salieron a las 19:00 y se recogieron más temprano por la lluvia.

La lluvia fue la protagonista de la jornada, por lo que el Cristo Yacente y la Virgen de los Dolores (que lo hace como Soledad), no pudieron procesionar. Este año el Yacente estrenaba paso y solo pudieron asomarlo en las puertas de la iglesia de la Asunción.

La Hermandad de Penitencia de la localidad puso la tarde del viernes en las calles al Cristo Yacente y a Nuestra Señora de la Soledad con San Juan Evangelista, acompañados con música de capilla en ambos pasos. A las 22:00, la tradicional Vía Sacra, que puso el colofón de los actos penitenciales.

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno puso en la calle la tarde del Viernes Santo al Santísimo Cristo de la Sangre y a Nuestra Señora de los Dolores.

La primera imagen, antiguo Cristo de la Vera Cruz, es una obra atribuida a Roque Balduque, de 1561. Estuvo acompañado musicalmente por el trío de música de capilla San Jorge, y la Virgen de los Dolores por la Banda municipal de Palos de la Frontera.

Esta procesión levanta mucha devoción entre los vecinos de Palos y van acompañando al Cristo muchas mujeres vestidas de mantilla. El recorrido tuvo que ser recortado por las inclemencias metereológicas.

Hoy, domingo 1 de abril, la Asociación Entrada Triunfal en Jerusalén y Santísimo Cristo Resucitado pondrá en la calle a partir de las 19:00 al Cristo Resucitado, que será llevado por 24 costaleros. Estrena la fijación de las potencias del Cristo. Musicalmente estará acompañado por la Agrupación musical Jesús Nazareno, de Rociana del Condado. Tiene prevista su recogida sobre las 22:30 horas.

La Madrugada en Beas la protagoniza el Señor de Clarines. Empezó su estación de penitencia una hora más tarde debido a la lluvia. A las 8:30 fue cuando Nuestro Padre Jesús de la Amargura salió de la parroquia de San Bartolomé para comenzar su procesionar por las calles.

Por el mal tiempo el Señor de Clarines recortó el recorrido y sobre las 12:30 entraba de nuevo en el templo. Por las calles de Beas también procesionaba María Santísima de los Dolores. El encuentro de ambos pasos en la plaza de España, antes de su recogida, no se pudo realizar.

Por la tarde, el Cristo Yacente no pudo salir debido a las lluvias, pero sí desfilaron en la plaza de España las mujeres que representan las figuras de la Pasión, que es el secreto mejor guardado de la Semana Santa beasina.

La mañana del Viernes Santo estuvo protagonizada en Aroche por la procesión del Cristo de los Niños. A primera hora de la tarde tuvo lugar en la iglesia parroquial la celebración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo y el 'Sermón de las 7 palabras y del Descendimiento', a cargo de Casto Sancha y de la Hermandad del Santo Cristo Yacente. Sobre las 20:00 estaba prevista la procesión del Santo Entierro y la Virgen de los Dolores, que se suspendió por causa de la lluvia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios