Huelva pudo vivir en su plenitud los desfiles de Madrugá y Viernes Santo

HABÍA que remontarse unos cuantos años atrás, para encontrar un Viernes Santo en el que los cofrades pudieran vivir sin sobresaltos, sus desfiles procesionales. Por fin, tras cinco años de lluvias, las cuatro cofradías del Viernes y las tres de la Madrugá, desplegaron toda su devoción por las calles de la capital.

Una de las hermandades más castigadas por la adversa meteorología es la Fe y ella sería la encargada de abrir el Viernes. La emoción era indescriptible en el interior de Santa María Madre de la Iglesia, porque se veía que esta vez sí sería posible completar el recorrido. Precisamente, el hermano mayor Manuel Cruz recordaba el buen comportamiento de los cofrades cuando en 2007, la Fe tuvo que ver modificado su trayecto por la lluvia. En las levantás, dos invitados de excepción como Antonio León, hijo de León Ortega y Catalina García Alcaide, la hermana número 1 de la Fe. Antonio León recordaba que el Señor de la Fe era el último crucificado para procesionar, realizado por su padre.

Como no podía ser de otra manera, Viaplana respondió a la alegría de estos cofrades, que ponían en la calle a cerca de 300 penitentes. La Fe estrenaba también acompañamiento musical, ya que con el misterio iba la Agrupación Santísimo Cristo del Amor, mientras que con la Caridad, la Banda Hermanos Niño. También, una representación de la Cena quedó incluida en el protocolo, mientras que los pasos eran despedidos del templo con saetas en el interior y alegría en San Marcos y resto de calles del barrio.

El centro se abría al Viernes Santo en San Pedro. En la parroquia, y con canto gregoriano, los cofrades del Descendimiento preparaban su anhelada salida. Antes de que llegaran las 19 horas, la tarde era fresca pero llena de luz en un atardecer que dejaba aún muchas cosas por ver, entre ellas, el espléndido misterio del Descendimiento, que se asomaba a Santa Fe desde el porche de San Pedro, con ese ejercicio de equilibrios casi imposible. Los cofrades lucían en su totalidad el nuevo morrión que había empezado a im-

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios