La Fe pregona su vida en el barrio

  • Lorenzo González Suero habló ayer de la actitud del cristiano frente a las constantes críticas que recibe

La jornada del sábado estuvo ayer diseñada en torno al pregón de la Hermandad de la Fe y la exaltación a la saeta de la Hermandad de la Sagrada Lanzada. Las notas de sonido musical cofrade las puso la Hermandad de la Buena Muerte dentro de los actos conmemorativos del XXV Aniversario de la cuadrilla de Nuestra Madre de Consolación.

Lorenzo González Suero fue el encargado de pronunciar el pregón de la Hermandad de la Fe que este año tenía como más significativo aliciente la conmemoración del XX Aniversario de la Hermandad. Un acto que estuvo presidido por el hermano mayor de la hermandad, Manuel Cruz. Un pregón que comenzó hablando de dos momentos vividos por la cofradía en estos últimos años en los que la lluvia ha sido compañera de viaje de la cofradía. Pero el pregonero quiso mirar el lado positivo ante la adversidad y habló del primer año que tuvieron que quedarse en casa o el año en el que pidieron refugio en los Bomberos. Se refirió al 20 aniversario con los recuerdos de los primeros años y reafirmó esa vinculación barrio, parroquia y hermandad. Pero no dejó también el tiempo de su pregón para hacer algunas reflexiones sobre cuál debe ser la actitud del cristiano, que parece que molesta a todo el mundo mientras que a los demás de les respeta y al cristiano no. Un pregón enlazado entre la prosa poética y la poesía, que tuvo momentos íntimos como su estreno el pasado año como capataz y su llegada a plaza Niña ante el convento de las Hermanas de la Cruz.

En la parroquia de los Dolores, la Hermandad de la Sagrada Lanzada organizaba la exaltación a la saeta a cargo de Juan Antonio Franco del Valle, presentado pro Luis Carlos Sáenz de la Torre. A la que invitaron los saeteros Caridad Vázquez Farelo, Miguel Ángel García Ruiz y Gema Miñaca. Un acto que contó con la intervención de la Banda Sinfónica de Huelva, que dirige Fernando Navarro. Un acto presidido por el hermano mayor José Cano.

En la iglesia de las Madres Agustinas tuvo lugar el concierto a cargo de la Banda de Música Nuestra Madre de Consolación, que dirige Enrique Aceves, y la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras, dirigida por José M. Bernal Montero, en un acto presentado por Miguel Ángel Moreno, y que estuvo presidio por el hermano mayor de la cofradía Virgilio Mora. Durante el desarrollo del mismo se presentó la marcha dedicada a la Virgen de Consolación que se estrena este año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios