Estudiantes

POR segunda vez en esta Semana Santa, el porche de San Sebastián acogerá a unos cofrades. En esta ocasión se trata de la Hermandad de los Estudiantes que sacará un año más su impresionante Cristo de la Sangre ante la intensa mirada de los cientos y cientos de personas que contemplarán la escena desde Federico Mayo. Y es que el descenso por la rampa supone momentos de gran plasticidad y destreza por parte de los hermanos costaleros. Un año más, la escena quedará 'manchada' por las ruinas del antiguo hospital Manuel Lois que se resisten a desaparecer y que cuando llega el Domingo de Ramos o el Martes Santo son un convidado molesto y mal recibido para los amantes de la estética.

Si miramos a su historia, los orígenes hay que buscarlos en un grupo de jóvenes del colegio de Estudios Politécnicos 'Madre de Dios', aunque bien nació canónicamente en 1949, estableciéndose en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Su primera salida procesional fue el Domingo de Ramos de ese mismo año. En esa Semana Santa del 49, la cofradía sacó la imagen del Santísimo Cristo de la Sangre, un cautivo de pequeñas proporciones, obra de El Cano. Su pequeño tamaño acarreó que la junta de gobierno decidiera sustituirla por otra en ese año. La imagen la haría León Ortega y fue bendecida en 1950.

El cambio de imagen provocó, a su vez, un cambio en la denominación de la hermandad. De este modo, en vez de denominarse Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Sangre Sentenciado por Pilatos, Madre de Dios y los Dolores y San Juan Evangelista, pasó a llamarse, Hermandad del Santísimo Cristo de la Sangre y Madre de Dios en sus Dolores y San Juan Evangelista. Pero los cofrades también cambiarían la advocación de la Virgen titular, pasando a denominarse Nuestra Señora del Valle que es el nombre definitivo. Su primera salida fue en 1957.

La relación con las Hermanas de la Cruz que siempre ha sido tan profunda llegó a Estudiantes a promover la realización de un monumento a su fundadora, Sor Ángela de la Cruz, que se ubicó en la plaza Niña en 1984. En la historia de esta cofradía cabe señalar que desde 1949 siempre ha efectuado su salida penitencial a pesar de las inclemencias meteorológicas. Esto se ha repetido en diferentes años. En 2003 fue de las pocas cofradías de la capital que realizó su desfile aunque una fuerte lluvia la acompañó en diferentes tramos.

Estrenos

Terminación de los palermos de los fiscales, estrenados en la pasada Semana Santa, con la colocación de los escudos y ejecución de un cuarto palermo para el diputado mayor de gobierno; pértiga en metal repujado y plateado con tubos salomónico a juego con los palermos para el pertiguero del paso de palio; juego de cuatro varas de acompañamiento con el escudo universitario en metal repujado: dos para la presidencia del paso de palio y otras dos acompañarán al guión universitario. Todos estos trabajos han sido realizados por Hijos de Juan Fernández.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios