Días grandes de procesiones

  • La peculiar estación de penitencia de Santa Olalla del Cala es una de las más antiguas de la Sierra de Aracena y única en su desarrollo

La provincia vive los días grandes de la Semana Santa, con procesiones en los municipios de las diferentes comarcas.

Un año más se produjo la llamada procesión del encuentro entre Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen del Mayor Dolor, acompañados musicalmente por la Banda Ntra. Sra. de Albricias (Nazareno) y la Banda de El Cerro de Andévalo (Virgen).

El Viernes Santo está protagonizado por la Venerable, Fervorosa, Humildad y Seráfica Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y María Santísima del Rosario. En la estación penitencial procesionan unos 150 nazarenos con túnica y antifaz negro y cíngulo de esparto. Uno de los momentos cumbres es la subida de la calle La Caza de regreso a la iglesia de San Sebastián.

En la madrugada de este día, a partir de las 00:30 procesiona la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad con 400 hermanos, en una estación de penitencia que realiza un tradicional vía crucis durante dicho recorrido procesional.

Finalmente, el Sábado Santo Cortegana acoge a partir de las 20:00 la estación de penitencia del Santísimo Cristo de la Misericordia en el Santo Entierro. El acompañamiento musical estará a cargo de un trío de música de capilla.

Recogimiento y emoción contenida ante la procesión del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y la Virgen de la Esperanza en Bollullos, durante la tarde y noche del Jueves Santo. Sobre las 20:00 salía desde la iglesia parroquial de Santiago Apóstol la comitiva con el paso del Cristo y el de palio, con un cortejo de más de 200 nazarenos que acompañaron a las sagradas imágenes en el desfile cofrade. Este recorrido tuvo lugar por varios enclaves singulares de la localidad, como las calles estrechas de la zona donde se ubica su morada y otras calles como Cervantes, Manuel Cano Lagares o Miguel Hernández. Cuando ya se hizo noche cerrada, la iluminación de las velas de los pasos así como el aroma a flores, cera e incienso hicieron que la velada se viviera muy intensamente por todos los vecinos y visitantes que se acercaron hasta la localidad condal para ver la procesión de esta hermandad.

Un cortejo de sencillez y humildad acompañó a los titulares de una hermandad que data del siglo XVI. El paso de palio entró en su sede bien entrada la medianoche, en una jornada algo más fresca que los días anteriores.

Las impresionantes imágenes de Nuestro Padre Jesus Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores fueron ayer protagonistas de uno de los más antiguos rituales en la procesión de El Rostro.

A las 20:00 hizo su salida Nuestra Señora de los Dolores desde la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Sublime belleza la reflejada en esta valiosa imagen de Juan de Mesa, que sale año tras año por la pequeña puerta del perdón de la iglesia y que hace muy difícil el trabajo de sus costaleros, que tienen que hacer un verdadero milagro para lograr sacarla sin rozar en ningún momento su trono en el peculiar arco de herradura de la puerta del templo.

A la misma hora, Nuestro Padre Jesus Nazareno comenzaba su estación de penitencia desde el conocido popularmente como El Hospital, antigua sinagoga donde ha sido velado durante toda la noche. Ambas imágenes se encontraron, un año más, frente a frente a los pies del castillo y su cerro de El Calvario, emocionante encuentro de Jesús portando la Cruz con su Madre que rota de dolor, contempla cómo una joven de la localidad, encarnando el papel de Verónica, sale de entre la multitud y haciéndose hueco llega al trono y subiéndose a él limpia el Santo Rostro del Cristo con un blanco lienzo donde queda marcado para muestra del público que rompió en ovación.

El Señor de la Humildad y Paciencia procesionó ayer por segunda vez en esta Semana Santa. Ofreció estampas de gran belleza a lo largo de su recorrido.

El Cautivo y María Santísima del Amor salieron por las calles de Beas acompañados por la A.M. Ntro. Padre Jesús de la Humildad de Lebrija (Cristo) y por la Banda Sinfónica municipal de San Fernando, Cádiz (Virgen).

Jesús Nazareno y Ntra. Sra de los Dolores realizaron ayer su estación de penitencia por las calles palermas, imágenes que tienen mucha devoción en la localidad. Salieron a las 20:00 y tuvieron su recogida en la medianoche.

La Hermandad Sacramental de Jesús y María puso ayer tres pasos en la calle: Nuestro Padre Jesús Nazareno, el Cristo atado a la columna y la Virgen de los Dolores.

El Nazareno y María Santísima de los Dolores recorrieron ayer las calles zalameñas, donde estuvieron también acompañados por tramos de mantilla, Tres Marías y por la Santa Mujer Verónica, que porta un paño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios