Cautivo

Debe haber alguna razón que explique porqué los Cautivos levantan tanta devoción. A falta de un argumento, lo que sí está claro es que la máxima se cumple en la barriada de La Hispanidad, donde una cofradía, que precisamente lleva por nombre Cautivo, consigue ser movilizada. Aunque no es de las hermandades de mayor antigüedad, se ha ganado por propios méritos, ser la protagonista de algunas de las escenas más características de la Semana Santa de la capital. Baste con mencionar la parada del cortejo en la residencia de ancianos, que lleva los momentos de devoción y emoción a alturas difíciles de superar. Lo que nadie puede discutir es que La Hispanidad es una piña cuando se habla del cautivo y hoy una vez más, este barrio lo acompañará en su viaje hasta la parte céntrica de la capital, donde todos los onubenses no tendrán más remedio que reconocer el buen hacer cofrade de esta hermandad del Lunes Santo. Antes que hayan salido a la calle, Cautivo habrá realizado el acto de las primeras levantás que este año corresponde a José Rivero, en el paso de misterio y José Luis García Palacios, en el paso de palio.

Si miramos a su historia, nos encontramos con que la instalación de una Cruz de Mayo en 1971 en La Hispanidad, movió a los vecinos de este barrio a crear una hermandad de gloria. En esos primeros años, consiguieron que la asociación de vecinos les cediera un local.

Pero fue el 20 de julio de 1981, cuando se celebró el acto fundacional de la Hermandad del Santo Cristo Resucitado y Nuestra Señora de la Alegría, que sustituyó a la primitiva advocación del Triunfo. La primera capilla se fundó el 26 de septiembre de ese mismo año, en un local cedido por la asociación de vecinos. El 11 de abril de 1982, tuvo lugar la primera salida procesional, con el palio de la Virgen de la Alegría. Después de varias salidas con carácter de gloria con la frustración de no poder ingresar en la Unión de Cofradías, se inició un nuevo caminar para estos cofrades. De este modo, a finales de 1983, la asamblea general de hermanos se reunió con el ánimo de analizar el cambio de advocación de los titulares, pasando a denominarse Hermandad del Santo Cristo Cautivo y Nuestra Señora y Madre de Misericordia, con lo que pasaba a ser de penitencia.

Todo ello se vio coronado con la bendición de la capilla y de la imagen de la Virgen el 17de marzo de 1984. La primera salida del Señor Cautivo y por ende de la cofradía, fue el Lunes Santo de 1986. En esta salida contó con la inestimable colaboración de la Hermandad de la Borriquita, que la amadrinó en su ingresó en la Unión de Cofradías en 1985.

Uno de los proyectos más ambiciosos es hermanarse con todas aquellas cofradías que tengan por titular al Cautivo. Así ya se ha hermanado con varias de la provincia.

Estrenos

Colero para llevar el manto de María Santísima Madre de la Misericordia. Además, la Virgen portará una nueva corona realizada por el orfebre Juan Antonio de los Santos. Por su parte, el Señor contará con dos nuevas túnicas donadas por un hermano costalero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios