Buenas perspectivas meteorológicas al menos hasta el Jueves Santo

  • El Domingo de Ramos se asentará el anticiclón que dejará buen tiempo hasta Miércoles Santo con temperaturas agradables

  • La incógnita se mantiene para la segunda parte de la semana

Huelva está a las puertas de vivir su semana más importante. Después de tres semanas de fuerte lluvia, parece que hay razones para que los temores se disipen. Así lo comunicó ayer el meteorólogo y cofrade Daniel Zamora, quien indicó que la procesión de hoy de Los Dolores puede salvarse del agua. El Domingo de Ramos por su parte, está salvado al 90% y a partir de entonces, nos visitará el anticiclón. El Jueves Santo surge la incógnita.

La última Tertulia El Aguaó de esta Cuaresma de 2018, celebrada en el Complejo Rafael y que llevó el nombre de ¡A ésta es! permitió conocer de boca del alcalde Gabriel Cruz, que la colaboración de éste con el Consejo de Hermandades es espléndida de manera que "no se puede montar y desmontar tanto en tan poco tiempo". Indicó que el Ayuntamiento ha puesto todos los recursos que le corresponden y anunció que habrá diariamente, unos 150 agentes de Policía Local por las calles. Respecto al incremento de palcos, hizo referencia al que se va a producir en la plaza de la Constitución donde habrá hasta seis hileras pero confió en que esto no supondrá dificultades en la movilidad.

Unos 150 agentes patrullarán cada uno de los días de procesiones Las hermandades deben cuidar a los cuerpos de nazarenos para evitar su merma

El presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Antonio González, asintió que la coordinación con el Ayuntamiento es espléndida respecto a los preparativos de los días procesionales. De este modo, en ocho días se han montado todos los palcos habiendo 100 más este año de modo que se llegará a los 1.265. González hizo asimismo referencia al convenio que ha de vincular el Ayuntamiento y el Consejo y que aún no está firmado. Para González debe superarse la asignación que reciben las hermandades que llega a los 1.600 euros y pienso que éstas se merecen otro tipo de trato: Tal es así que el alcalde me ha dicho que hará un esfuerzo".

Otro tertuliano que mostró su agradecimiento a la labor de Gabriel Cruz fue el hermano mayor de la Sagrada Lanzada, Juan Romero que este año vive momentos muy especiales por su regreso a la parroquia de Los Dolores y el 50º aniversario de la llegada de la imagen de la Virgen a este templo. Mostró el agradecimiento de la hermandad y de los muchos devotos de la Virgen de los Dolores, por la concesión de la Medalla de Huelva a esta imagen. Subrayó lo que significa la Virgen para el barrio y la simbiosis que la hermandad tiene con las Colonias. El hermano mayor indicó que afortunadamente parece que la situación se va recuperando ya que la crisis ha afectado muy duramente a esta zona de Huelva. La crisis se ha traducido en 300 hermanos menos.

El hermano mayor de la Borriquita, Carlos Longo, incidió por su parte en la especificidad de esta cofradía y las dificultades que tiene para mantener a los chavales en esta hermandad una vez que van cogiendo edad. Cómo los pequeños están deseando dejar de llevar las palmas para pasar a los cirios, lo que les da mayor sensación de mayores o incluso ser costaleros.

La tertulia fue derivando, como es habitual, hacia alguno de los aspectos más actuales de la evolución del mundo cofrade que, sin lugar a dudas, no es algo estático. En esta ocasión se habló del papel determinante que ocupan los cuerpos de nazarenos en los cortejos procesionales. Hubo bastante consenso a la hora de sentenciar que han sido los grandes olvidados en estos últimos tiempos y que quizá esto se haya traducido en una menor presencia de penitentes en casi todas las cofradías. En ello, sin embargo, entran varios factores en juego. Uno de ellos sin duda, ha sido la crisis económica. No hay que olvidar que si no se tiene o se ha heredado el hábito, hay que hacer una inversión nada baladí para ponerse en la calle como nazareno. A esto hay que añadir la decisión en algunas cofradías, de introducir modificaciones en los hábitos justo en los años cuando la crisis económica era más dura. De este modo se propuso, como ocurría antaño, que las hermandades cuenten con un servicio de alquiler de hábitos. Esta medida podría facilitar que se aumenten los esquilmados tramos de nazarenos que se ven en estas últimas Semanas Santas.

Aun así, los presentes en la tertulia, como fue el caso del hermano mayor de Pasión, Rafael Luis Caballero o el de la Sagrada Lanzada, Juan Romero, indicaron que las hermandades poco han hecho por fomentar ese espíritu nazareno. No ha pasado lo mismo con los costaleros o los miembros de las bandas de música que han ido cogiendo un especial protagonismo en los últimos años. En esto hubo prácticamente unanimidad a excepción de Antonio González que, en su faceta de capataz de Pasión, se mostró partidario de dar un trato especial a los cuerpos de costaleros por la trascendencia que éstos tienen en el devenir de las procesionales.

El hermano mayor de Pasión y el alcalde, como cofrade, insistieron en ese abandono de los nazarenos considerados últimamente, como meros ocupantes de un lugar en el cortejo procesional, carentes de mayor importancia cuando "no podemos olvidar que todo hermano tiene la obligación de realizar su estación de penitencia", recordó Gabriel Cruz. Caballero por su parte, insistió en que "debe incidirse en la importancia de salir de nazareno y que las hermandades provean de espacios e iniciativas que resalten la importancia que todo ello tiene".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios