Cardiovascular

Las personas hipertensas que beben controlan peor su tensión

  • El alcohol, aunque sea un consumo moderado, empeora las cifras.

Un nuevo estudio epidemiológico, realizado en más de 6.500 adultos, muestra que los datos sobre hipertensión no han empeorado respecto a la última década del siglo pasado, mejorándose los niveles de control y seguimiento de la población diagnosticada hasta en un 40%. La prevalencia de hipertensión arterial en el archipiélago canario, donde se realizó el estudio, se sitúa a la cabeza de las comunidades autónomas españolas (40% en hombres mayores de 18 años y 31% en mujeres).

Una investigación, elaborada por médicos del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria de Canarias, ha comprobado que, junto a la obesidad y el exceso de colesterol, dos nuevos factores de riesgo dificultan un buen control de la hipertensión arterial: el consumo de alcohol -aunque sea mínimo- y una elevada frecuencia cardiaca por encima de los 80 latidos por minuto. Su trabajo en el ámbito epidemiológico sobre los factores asociados al conocimiento y el control de la hipertensión arterial, ha sido recientemente publicado en la Revista Española de Cardiología.

La medicina actual considera que el consumo moderado -una copa de vino o un vaso de cerveza- es saludable. Sin embargo, no ocurre así cuando se padece de hipertensión arterial. "Este estudio ha demostrado que el consumo de alcohol, aunque sea ínfimo, dificulta el control de la hipertensión", recalca el investigador, "por lo que todo paciente con este hábito debería plantearse dejarlo si no logra mantener su presión arterial en valores normales".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios