La incidencia de las patologías respiratorias supera las previsiones

  • El tabaco es el causante de las enfermedades más graves, como el cáncer de pulmón y la EPOC. Según el índice Eurostat, España es el quinto país en mortalidad por estas dolencias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advertía hace diez años de que las enfermedades respiratorias se convertirían en la tercera causa de muerte en 2020, estas previsiones, sin embargo, se han quedado cortas ante la rapidez de estas patología: han pasado ya de la quinta a la tercera posición en el ránking en menos de una década. El incremento en su incidencia y su alta mortalidad se extiende por todo el mundo y España, en concreto, empieza a sufrir las consecuencias de la ausencia de medidas antitabaco en los años de expansión de esta sustancia. Según los últimos datos del Eurostat, nuestro país ocupa el quinto lugar de la Unión Europea en fallecimientos por estas causas, un dato nada baladí si se tiene en cuenta que estas enfermedades representan el 13% de los fallecimientos registrados en la UE, lo que supone un total de 671.000 muertes.

El panorama desolador diseñado por estas cifras no ha pillado por sorpresa a la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Inmaculada Alfageme: "Nuestra organización lleva avisando desde hace tiempo del crecimiento en la incidencia de estas enfermedades y su influencia en la mortalidad". Para Alfageme, el culpable tiene nombre propio: tabaco. "Lo más relevante es que gran parte de estas enfermedades son prevenibles, esto debe calar en la sociedad. El cáncer de pulmón es causado, en el mayoría de los casos, por el tabaco. Por desgracia, esta enfermedad era exclusiva de los hombres hasta hace poco, pero está creciendo de forma alarmante entre las mujeres". Según la presidenta de Separ, las cifras que observamos ahora tienen su origen en los hábitos de hace 20 años: "La incorporación de la mujer se debe al inicio de esta en el consumo de tabaco hace dos décadas".

El cáncer de pulmón no es la única enfermedad respiratoria provocada por el tabaco. Este año Separ concentra todos sus esfuerzos en hacer visible la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una patología caracterizada por una limitación crónica al flujo aéreo poco reversible y asociada principalmente al humo de tabaco. "Es una enfermedad infradiagnosticada y poco conocida y, sin embargo, presenta una elevada mortalidad y supone un problema de salud pública de gran magnitud", explica Alfageme.

El problema añadido a esta patología, tal y como apunta el coordinador del Año Separ 2015-2016, Juan Antonio Riesco, es el desconocimiento por parte de la sociedad y la comunidad científica: "La EPOC es una patología silenciosa cuyo diagnóstico no llega a poco más del 20% de los afectados. La implementación de actividades de concienciación y formación tienen por objetivo reforzar el esfuerzo de profesionales de las enfermedades respiratorias dedicado a la mejoría del infradiagnóstico de la enfermedad".

La EPOC mata en España a 18.000 personas cada año, es la cuarta causa de muerte en los países de nuestro entorno, según datos de Separ, y se prevé que su incidendia siga en aumento. Su abordaje representa, además, un elevado coste sanitario, que se estima en un 0,2 del PIB. Esta enfermedad, al igual que el cáncer de pulmón, tenía un perfil claro hasta hace algunos años: hombre, fumador y mayor de 65 años, pero el coordinador del área de EPOC de Separ, Ciro Casanova, advierte de la incorporación de la mujer: "la enfermedad se ha ido feminizando a medida que las mujeres que empezaron a fumar de jóvenes llegan a la edad adulta".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios