Carmen María Vázquez · Catedrática e investigadora de la Universidad de Sevilla

Un guardaespaldas para el corazón

  • La catedrática Carmen María Vázquez y su grupo de investigación han solicitado la patente del descubrimiento de la L-carnitina como sustancia para la prevención y el tratamiento de alteraciones cardiacas asociadas a la hipertensión arterial.

Hace unos ocho años, Carmen María Vázquez estaba inmersa en uno de sus estudios sobre la hipertensión cuando se le cruzó de forma fortuita la L-carnitina, una sustancia inocua -que se encuentra en algunos alimentos- que ya era conocida como sustancia adelgazante y que utilizan como medicamento los deportistas para convertir las grasas en energía y los enfermos cardíacos. Fue entonces cuando Carmen y su equipo de investigación, formado por cinco personas, se centraron en esta sustancia y descubrieron que la L-carnitina también baja la presión arterial. Tras solicitar en 2007 su primera patente, siguieron investigando con ratas hipertensas y descubrieron que, por sus propiedades antiinflamatorias, la L-carnitina protege al corazón del daño cardiaco que provoca la hipertensión. "No ha sido fácil, la investigación es un trabajo no remunerado y supone mucho sacrificio personal pero al final es muy satisfactorio". Ahora, la catedrática necesita colaborar con un equipo médico para comenzar sus estudios en humanos. Durante sus casi 30 años como docente en la Facultad de Farmacia, ha colaborado en proyectos de la Consejería de Salud, con médicos del Hospital Virgen Macarena y con diferentes universidades nacionales y extranjeras. Este último proyecto lo realiza con la colaboración del Ministerio de Salud, un acuerdo que desea dure mucho riempo para poder avanzar en humanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios