Asistencia sanitaria

Las demoras dificultan la reproducción asistida

  • Los tiempos de espera son superiores en la sanidad pública.

Comentarios 1

Nuestro país se encuentra en primera fila de la reproducción asistida por volumen y calidad de tratamientos, pero "en algunos aspectos está en entredicho su equidad". El presidente de la Sociedad Española de Fertilidad, Federico Pérez Milán, enmarca así la compleja realidad de la infertilidad, catalogada como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud y que alcanza a casi un millón de parejas en edad reproductiva.

Al presentar el Libro Blanco Sociosanitario "La Infertilidad en España: Situación actual y perspectivas", Pérez Milán subrayó que aunque el "marco de las comunidades autónomas es bastante homogéneo", existen "grandes diferencias en la accesibilidad real" por la "gran heterogeneidad en el tiempo de espera", que oscila entre la simple "demora técnica y demoras superiores a tres años". Una diferencia entre oferta y demanda, remachó, "clamorosa y difícilmente defendible".

Peor aún, los datos de demora están desfasados (los más exhaustivos proceden de un estudio en 2001) y, como denunció Pérez Milán, su "actualización no es posible porque fallan los sistemas de información". Las listas de espera de fecundación in vitro no están gestionadas por los mismos equipos gestores de los indicadores de resultados en salud, lo que lleva a auténticas "listas de espera grises" en reproducción asistida.

Lo que sí confirma el Libro Blanco es que los tiempos de espera son muy superiores en la sanidad pública: 770 días en ovodonación (50 en la privada), 452 en fecundación in vitro (28), 229 en diagnóstico genético preimplantacional (37) y 140-144 en inseminación artificial conyugal y de donante (21). Y hay que sumar 87 días más de espera (10) hasta la primera consulta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios