Málaga

El Clínico gana sitio para sus pacientes

  • Hoy se abre al público la quinta planta tras varios meses de obras · Los trabajos en los niveles tercero y cuarto ya están concluidos, de modo que la reforma integral del hospital encara su recta final

Comentarios 1

Las inversiones de la Consejería de Salud se notan desde hace tiempo en el Hospital Clínico. El nuevo patio central de la torre A -abierto a finales de agosto- es la parte más visible de la transformación del centro sanitario. Pero hay más cambios. Hoy se abre una planta de hospitalización -la quinta- que ha sido completamente reformada.

Estas instalaciones se suman a las plantas tercera y cuarta que ya están en funcionamiento desde hace un par de meses. Para concluir la reforma de esta segunda torre -Salud ha invertido 14,5 millones de euros- sólo queda pendiente la remodelación de la sexta planta. En total, en estos cuatro niveles, el centro sanitario ganará 1.600 metros cuadrados, lo que le permitirá incrementar sus camas de 288 a 322. Es decir, que cuando finalice el proyecto tendrá 34 plazas más.

El diseño arquitectónico ha comido algunos metros cuadrados al patio central a fin de ganar más espacio para los pacientes. Exactamente 4.000 metros cuadrados de nueva construcción que ahora tendrán uso asistencial. Este crecimiento permite reconvertir 54 habitaciones cuádruples en 113 dobles y 41 simples con el objetivo de ganar mayor intimidad para los enfermos, una mejora demandada por los usuarios y a la que la Administración sanitaria está intentando responder en las reformas que acomete.

La transformación también se aprecia en la planta baja. Allí han vuelto ya las consultas externas que hace más de medio año tuvieron que trasladarse de forma provisional al Marítimo y a Barbarela para poder acometer la obra. Tras la reforma, en este nivel se han ganado 600 metros cuadrados. Este área aloja a las consultas de 34 especialidades. Más de 60.000 pacientes se han beneficiado ya de estas nuevas instalaciones. Además, se ha creado un acceso externo a esta zona -que aún permanece cerrado al público- que es independiente y facilitará el traslado de pacientes en ambulancia así como la entrada de usuarios que tengan movilidad reducida.

Dentro de la obra, la planta primera es de nueva creación. Son 500 metros cuadrados más que se han destinado a las pruebas funcionales de las áreas de Cardiología, Neumología y Digestivo. En el futuro, en esta parte también se pondrá un gimnasio para rehabilitación cardiaca de alto riesgo. La reforma se completa con la adquisición de equipos de última tecnología, nuevos montacargas y ascensores. Además, en cada control de enfermería se ha dispuesto un sistema de tubo neumático -como los que se utilizan en las cajas de algunos supermercados- para comunicar cada unidad de hospitalización con cuarenta puntos repartidos por todo el hospital, como cocina, laboratorios, urgencias o radiología. El objetivo es disponer de un sistema ágil de comunicación que evite desplazamientos internos al personal.

A todas estas mejoras, se suma un hospital de día dotado con seis sillones para estancias de alta resolución, es decir, aquellas en las que el paciente recibe diagnóstico y tratamiento en el mismo día. Los avances asistenciales fueron presentados el jueves pasado por la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, que inauguró la quinta planta que hoy se abre a los usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios