La Fundación Cepsa hace posible el 'Club de Ocio y Tiempo Libre' de ASPAPRONIAS

  • Los beneficiarios son personas con discapacidad intelectual, usuarios de los distintos centros que gestiona la entidad en Huelva. El proyecto fue premiado en la edición 2016 de los Premios al Valor Social

La Asociación de Padres y Protectores de Personas con Discapacidad Intelectual (ASPAPRONIAS) ha inaugurado su ‘Centro de Ocio y Tiempo Libre’ en Huelva, con la presencia de Teresa Millán, responsable de la Fundación Cepsa en la provincia, y de Emilio Vázquez, ‘padrino solidario’ del proyecto y empleado de Cepsa.

En la edición 2016 de los Premios al Valor Social, la entidad fue galardonada por este proyecto de creación y dotación de un espacio de ocio y tiempo libre, donde usuarios de ASPAPRONIAS pudieran tener un lugar de encuentro y realización de actividades, fuera del horario habitual de los centros a los que están adscritos. Su localización en la céntrica calle Puerto de la capital, les facilitaría el acceso a distintas alternativas socio-culturales.

Un grupo de personas con discapacidad intelectual (autogestores), realizó el listado con las necesidades del local para su puesta en marcha como centro de ocio (mobiliario, limpieza, organización y otros) y será el responsable de gestionar las actividades lúdicas/formativas que han seleccionado para disfrutar de su tiempo libre (manualidades, teatro, música/televisión e informática). El proyecto, que hoy ya es realidad, ha ofrecido a este grupo los medios, apoyos y recursos necesarios para facilitar la puesta en marcha de este espacio de ocio autogestionado.

En palabras de la directora de la entidad, Salomé Ruiz “este proyecto pretende escuchar la voz y poner en marcha las peticiones de las personas con discapacidad intelectual, aportándoles un espacio de ocio y tiempo libre, mejorando de este modo su calidad de vida y la de sus familias”. Todas las decisiones y actuaciones profesionales de ASPAPRONIAS están encaminadas a conseguir mayor visibilidad de este colectivo, y su plena integración en la sociedad a través de la utilización de los recursos comunitarios, facilitándoles los apoyos necesarios para que puedan acceder a ellos en igualdad de condiciones.

Como aspecto innovador, destacamos que el proyecto sigue el modelo de Plena Inclusión, al ser una propuesta que procede de los beneficiarios. Ellos desempeñarán un papel primordial, llevando a cabo las labores pertinentes en el desarrollo diario de acondicionamiento del centro, considerándose así agentes activos en todo el proceso. Los usuarios serán los encargados de mantener la limpieza, apertura y cierre del centro y el cumplimiento de normas básicas sociales.

Para Teresa Millan, responsable de la Fundación Cepsa en Huelva “la evolución del modelo de atención a las personas con discapacidad intelectual, hacia un modelo inclusivo, debe ser una prioridad de todas las instituciones públicas y privadas, por lo que continuaremos apoyando proyectos con esta metodología diferente”.

Por su parte, Emilio Vázquez, su padrino solidario, destaca que “en materia de ocio las asociaciones se limitan la mayoría de las veces a organizar salidas o excursiones; este proyecto ya hecho realidad, tiene un diferente planteamiento, pues ahonda en la autogestión del propio ocio, capacitando a la persona para que participe activamente en su comunidad, facilitándole un espacio donde compartir experiencias con otras personas con discapacidad intelectual de otros entornos, lo que les ayuda a ampliar su círculo de relaciones”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios