Cepsa entra en el negocio eólico con un primer parque en Jerez

  • La compañía invertirá 35 millones de euros en 11 aerogeneradores. El grupo prevé que estén construidos a finales de 2018

El grupo Cepsa diversifica su modelo energético y de negocio con su entrada en el mercado de las energías renovables. La compañía anunció ayer que desarrollará su primer parque eólico en Jerez de la Frontera con una inversión de 35 millones de euros. Este parque supondrá el acceso al negocio de las energías limpias, como anunció su consejero delegado, Pedro Miró, el mes pasado.

La compañía ha adquirido los derechos para desarrollar un parque eólico que tendrá una capacidad instalada de 28,8 megavatios (MW) y once aerogeneradores. Cepsa espera que el nuevo proyecto inicie su actividad a finales de 2018 y durante los próximos meses finalizará los trámites administrativos pendientes para, posteriormente, abordar los trabajos de ingeniería y construcción.

La entrada en este sector permitirá a la compañía acceder a mercados en crecimiento, desarrollar nuevas capacidades en el plano energético y mitigar la volatilidad de algunos de los mercados en que opera, como el del crudo, según Cepsa.

El director de Gas y Electricidad de Cepsa, Juan Manuel García-Horrillo, resaltó que este primer parque eólico es el primer paso de la compañía en el negocio de las energías renovables, un campo en el que ha dicho que quieren "seguir avanzando de manera progresiva", para complementar su cartera de negocios derivados de combustibles fósiles con fuentes de energía renovable.

El futuro parque constará de once aerogeneradores de 2,6 megavatios de potencia nominal y 150 metros de altura. La instalación se completará con una línea de evacuación de 66 kilovoltios.

Más de la mitad de los 35 millones de la inversión serán para las turbinas, que acapararán un 54% del presupuesto. El tendido de evacuación copará otro 8% del valor total del parque mientras que la obra civil se llevará un 15%. Las licencias y otros trámites supondrán un desembolso equivalente al 22% del total. Según las proyecciones que ha hecho Cepsa, las energías fósiles seguirán dominando ampliamente el mercado de aquí hasta el año 2030, pero serán la solar y eólica las de mayor crecimiento en los próximos años, con un 12% anual hasta esa fecha.

Los 28,8 megavatios de potencia eólica equivalen a dejar de emitir 32.000 toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2) en comparación con la producción de la misma cantidad de energía teniendo en cuenta el mix energético español. La compañía ha decidido diversificar progresivamente su actividad y atenderá la demanda de otras energías, que prevé tenga un fuerte desarrollo en América Latina, Africa y Oriente Próximo.

El primer parque eólico de Cepsa estará en Andalucía, donde la compañía resaltó que está presente desde hace más de 50 años con dos refinerías de petróleo, dos plantas petroquímicas, seis de cogeneración, un ciclo combinado, una planta de biocombustibles que adquirió este año a Abengoa y dos plantas de envasado de gas licuado repartidas entre los complejos industriales de San Roque y Palos de la Frontera (Huelva).La red de Cepsa en Andalucía se completa con un tejido de distribución formado por 282 estaciones de servicio.

El consejero delegado de la petrolera Cepsa, Pedro Miró, ya anunció el pasado 27 de septiembre en la Comisión para el Estudio del Cambio Climático del Congreso de los Diputados que la compañía trabajaba en el desarrollo de proyectos eólicos antes de que concluyera el presente año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios