El rendimiento no cambia con un delantero o con dos

  • El Decano suma los mismos puntos y goles con un punta que con dos en ataque

Los jugadores del Decano celebran uno de los goles marcados al Córdoba B el pasado domingo. Los jugadores del Decano celebran uno de los goles marcados al Córdoba B el pasado domingo.

Los jugadores del Decano celebran uno de los goles marcados al Córdoba B el pasado domingo. / alberto domínguez

¿con un delantero o con dos? Es la pregunta que se hacen muchos aficionados. Desde que Negredo tomó las riendas del equipo se decantó por hacerlo con una única referencia en ataque. Sólo cambió en el último partido contra el Córdoba B motivado por las bajas. Abrió un debate recurrente durante todo el campeonato.

De los tres técnicos que ha tenido el Recre este ejercicio sólo uno tuvo claro que quería jugar con dos delanteros de inicio. Fue Ángel López. Tanto Casquero como César Negredo en cambio optaron por uno como plan inicial, recurriendo a la variante con dos cuando los impusieron las circunstancias o las urgencias en el caso del primero.

Casquero y Negredo se decantaron con más frecuencia por una única referencia

33 jornadas después la realidad es que a este Recre le da lo mismo jugar con un delantero que con dos. Con uno disputó 18 partidos y con dos los otros 15. Las estadísticas son demoledoras. El Decano hizo 22 puntos con la primera fórmula y 18 con la segunda. Porcentualmente fueron 1,22 y 1,2 por partido respectivamente. Prácticamente lo mismo. Es más, en cuanto al acierto rematador la realidad es idéntica. Hizo 0,88 goles por choque con un punta y 0,86 con dos. Diferencias prácticamente inapreciables que demuestran que el problema ofensivo albiazul no se resuelve con cambiar la cantidad de efectivos en ataque. Es una cuestión más estructural que radica en la sala de máquinas.

De los 18 partidos que el Recre jugó con una referencia solitaria, en 13 lo hizo con Boris como ariete. Los otros 5 los jugó Gorka, todos ellos con César Negredo. Con el vasco el promedio anotador sube hasta un tanto por partido, aunque el porcentaje de puntos es idéntico.

Los números son tozudos. Los problemas ofensivos del Decano no se resuelven con más atacantes, sino generando más juego y ahí el problema viene lejos con difícil solución a estas alturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios