Los grandes retos de la joya del ciclismo onubense

  • Macías considera la Huelva Extrema como una prueba "única en toda España"

Los asistentes a La Tertulia Deportiva de 'Huelva Información' disfrutaron de la buena mesa de Ciquitrake. Los asistentes a La Tertulia Deportiva de 'Huelva Información' disfrutaron de la buena mesa de Ciquitrake.

Los asistentes a La Tertulia Deportiva de 'Huelva Información' disfrutaron de la buena mesa de Ciquitrake. / alberto domínguez

La joya de la corona del calendario ciclista onubense es la Huelva Extrema. Francisco Javier Macías la conoce perfectamente como corredor y como colaborador de la organización. Considera que el éxito de la prueba radica "en la sociedad. Todos buscamos siempre nuevos retos y la prueba ha sabido conectar bien con ese gancho". Su única preocupación con la carrera es que "muera de éxito. Vemos cada año que hay ciclistas que se apuntan sin competir o sin el nivel necesario para hacerla y eso puede pasarle factura a la prueba". Macías sabe de lo que habla. El onubense no ve "a 1.500 atletas preparados para acabarla y menos este año con 202 kilómetros".

La edición de 2018 será diferente. La prueba crece hasta el punto de presentar un recorrido complemente nuevo. Macías defiende un cambio más revolucionario en el futuro. Considera que "con el nivel de los participantes y la experiencia de la organización podríamos plantearnos hacer el recorrido a la inversa para salir desde la costa y terminar en la sierra". El futuro de la prueba "está garantizado por la Diputación, que es quien la puso en marcha y le da vida porque es una carrera tan grande que por sus propios ingresos difícilmente podría sobrevivir". Con años de experiencia a sus espaldas, sabe que "como la Huelva Extrema no hay ninguna otra prueba en España que recorra una provincia de punta a punta y pase por 22 pueblos".

A Zamora le van los pedales. En sus últimos años "tuve que hacer cientos de kilómetros con la estática en la recuperación de la rodilla así que alguna prueba me he completado", bromeó. El murciano es un amante del ciclismo porque "me encanta esa soledad del ciclista, tener la carretera por delante, pensar y desconectar... Y además el médico me lo recomendó para la rodilla". Diferente es participar en alguna prueba porque "no me veo". La soledad del ciclista generó en un debate con opiniones diversas. Macías no compartió el criterio de Zamora ya que de hecho "no me veo solo. O llamo a mi hermano o acabo tirando de alguien. Algunas veces incluso coincido con Emilio Martín".

Con su experiencia como corredor y técnico, Francisco Javier Macías habló del campeón de duatlón como "un gran ciclista" que "podría competir a un nivel muy alto en carretera". La relación entre ambos es antigua, tanto que "en su primer Mundial corrió con unas ruedas mías". Macías también hizo sus pinitos como duatleta, aunque "no me va lo de correr y me quedo con la bici".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios