Con el gol en la cabeza

  • Gorka Santamaría se define como un rematador puro "al primer toque" y defiende que puede jugar junto a Boris con más frecuencia

  • El delantero vasco ve positiva la presión albiazul

Gorka Santamaría lucha con su compañero Diego Jiménez por un balón durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva albiazul. Gorka Santamaría lucha con su compañero Diego Jiménez por un balón durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva albiazul.

Gorka Santamaría lucha con su compañero Diego Jiménez por un balón durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva albiazul. / matías hermoso

Un delantero vive del gol, es lo que se ficha cuando se le contrata y lo que se le exige en el campo. De ahí que no haya mejor estreno a la titularidad que un tanto con el que abrir la cuenta personal. Gorka Santamaría debutó de inicio en Lorca y vio puerta con un magnífico remate de cabeza que vaticina que repetirá.

El delantero vasco del Decano se confiesa un nueve al más puro estilo de Lezama, de los que tradicionalmente produce la cantera del Athletic. "Me gusta rematar de cabeza al primer toque, más que recibir controlar y tirar", confiesa.

"Llevaba mucho tiempo sin jugar de inicio y esa sensación la echaba de menos""El Recre es un grande aun estando en Segunda B y los socios quieren ganar siempre"

Para un delantero que vive del remate es fundamental recibir balones precisos. Los arietes recreativistas disfrutan esta temporada sobre el césped con las bandas que tiene el Decano. En el tanto de Gorka Santamaría en Lorca tuvo mucho que ver el centro porque "la verdad que Lazo me la puso en el sitio". Un regalo para un futbolista al que "siempre me ha gustado rematar de cabeza y tuve la suerte de poder meterla". El ariete albiazul sabía dónde firmaba cuando llegó a Huelva. Antes de venir "le pregunté al míster qué idea de juego tenía y me dijo que el juego por banda y los centros iban a ser predominantes, y por eso quería tenerme en el área".

El estreno no pudo ser mejor. En el Artés Carrasco fue titular por primera vez en la temporada, una novedad para el ariete porque "llevaba tiempo sin jugar de inicio y esa sensación de ser titular la echaba de menos".

El puesto de nueve será muy caro esta temporada en el Decano. Gorka Santamaría anuncia un pulso muy atractivo con Boris por el puesto durante la temporada. "Boris pone las cosas difíciles", reconoce. No obstante no descarta volver a coincidir con él sobre el césped en más de una ocasión porque a su lado tuvo "la suerte de poder jugar y aprovecharme de sus caídas en el juego y del arrastre de rivales que hace para llevárselos consigo y poder estar más libre de marca".

No por ello defiende que los dos delanteros centro albiazul son compatibles sobre el terreno de juego. Por ello se ve "jugando con Boris arriba, al míster le gusta tener jugadores dentro del área". No obstante, entiende que "dependiendo del rival podrá venir mejor o peor pero si el míster cree que es lo mejor, así lo haré".

Después de un verano de inactividad sin apenas pretemporada el encuentro se le hizo muy largo. Javier Casquero tuvo que sustituirlo a falta de quince minutos para el final por molestias físicas. "Es un problema que arrastro desde siempre", reconoce. En el minuto 70-75 "se me suelen subir los gemelos, para resolver ese problema he pedido poder hacer un trabajo extra fuera de los entrenamientos de grupo". Ayer en la vuelta al trabajo pudo ejercitarse con normalidad con el resto de los compañeros y completó la sesión con absoluta normalidad".

Pese a que el Recre está en mitad de la tabla y sólo ha ganado un partido, Santamaría está tranquilo. Considera que el Decano todavía está en fase de formación porque "al equipo le falta acoplarse" ya que "somos 16/17 jugadores nuevos y tenemos que conocernos e interactuar más en el terreno de juego, cuando se consiga, el equipo será mucho mejor".

Recién llegado de un grande como el Athletic, no le asusta la presión a la que están sometidos los albiazules. El Recre "es un grande, aún estando en Segunda B y los 11.000 socios querrán ganar siempre, sobre todo en casa. La exigencia no es mala para el equipo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios