Una fractura muy peligrosa

  • El cansancio y el hastío de la afición se traducen en la desconexión existente con el equipo albiazul

  • Menos público que en las jornadas precedentes por la dinámica y la fecha

Si el Recre pierde, al Nuevo Colombino poco le quedará. La esencia del club está en su grada, en su gente, en esa afición que lo mantuvo en pie cuando el derrumbe era inevitable. Los mismos que firmaron el milagro de la supervivencia de una entidad en descomposición asisten ahora perplejos a la desintegración deportiva de una plantilla que en verano garantizaba la tranquilidad. Hoy por hoy el recreativismo ve con pánico cómo la Tercera División es una posibilidad real. Si el Decano pierde a su gente, no le quedará nada.

Y ante el Villanovense quedó clara la fractura. Hubo menos gente de costumbre, lo que no deja de ser hasta comprensible por el día que era y la climatología cambiante de las últimas jornadas. Se podría entender. Sin embargo, la crispación y el cansancio del Nuevo Colombino se dejaron sentir en todo momento. Hay futbolistas que no enganchan, a los que el aficionado no ve y otros que demuestran estar muy superados por las circunstancias.

Sólo la presencia de Núñez permite al Recre reengancharse con sus seguidores La salvación pasa por Huelva, donde el Decano jugará tres finales más

Sólo hay un hombre capaz de unir esa fractura, de coser la distancia que separa el verde del Nuevo Colombino. Es Antonio Núñez, un jugador emblemático que con su presencia en el campo permitió enganchar a la grada y al equipo. Si el Recre de la primera mitad fue un cadáver sin corazón, la transfusión del ayer 17 le devolvió la vida. La fractura tiene arreglo, se soluciona con sangre y sudor.

Quedan tres partidos en Huelva ante rivales directos en la lucha por la permanencia. Está muy claro por donde pasa la salvación del Decano. Por el Nuevo Colombino una vez más. Será en Huelva donde se resuelva el futuro deportivo de la entidad albiazul. El club moverá ficha y a Huelva le tocará una vez más hacerlo. Al equipo le corresponderá estar a la altura de su afición. De momento está muy lejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios