El esfuerzo del gran capitán

  • Jesús Vázquez trabaja duro para intentar recuperarse a tiempo para el encuentro del domingo ante el Melilla

  • "Estoy haciendo todo lo posible", asegura el futbolista

Jesús Vázquez realiza ejercicios supervisado por José Liáñez, ayer en el Estadio Nuevo Colombino. Jesús Vázquez realiza ejercicios supervisado por José Liáñez, ayer en el Estadio Nuevo Colombino.

Jesús Vázquez realiza ejercicios supervisado por José Liáñez, ayer en el Estadio Nuevo Colombino. / J.a.m.

Jesús Vázquez, el gran capitán del Recreativo de Huelva, sigue siendo duda para el partido del próximo domingo frente al Melilla en el Nuevo Colombino (11:30). El centrocampista de Santa Olalla del Cala realizó ayer un trabajo específico de recuperación debido a la lesión muscular que arrastra en el semitendinoso izquierdo, que ya le impidió jugar la semana pasada en Lorca.

Con la supervisión de miembros del cuerpo técnico recreativista -especialmente del preparador físico, José Liáñez- Jesús Vázquez se machacó intentando acortar los plazos y estar disponible lo antes posible para el técnico albiazul, Juan Manuel Pavón.

"Estoy haciendo todo lo posible, yendo paso a paso, día a día. La idea es ir progresando en la intensidad del trabajo según va avanzando la semana", explica el jugador onubense, quien añade que "aún es pronto para saber al cien por cien sí podré estar o no. Las sensaciones son buenas pero creo que voy a estar en el límite. Mi percepción es que voy lento, más despacio de lo que me gustaría. Lo importante es que el progreso sea el adecuado, que cada día avance un poquito más sin tener que parar".

Jesús Vázquez tiene muy claro la importancia del encuentro frente al Melilla, un rival que aspira a disputar las eliminatorias de ascenso a Segunda A que practica un fútbol quizá no muy vistoso pero sí práctico. "Lo pudimos comprobar la semana pasada en Lorca, que va líder y que tampoco hizo un gran partido y se impuso. Creo que esto es lo normal en la categoría, en la que no hay muchos clubes que destaquen por su juego y entre ellos citaría al Cartagena sobre todo. El resto son equipos bien plantados, peleones, que saben aprovechar sus oportunidades arriba y son muy duros en defensa. El Melilla representa muy bien lo que es un equipo del grupo IV de Segunda B, que está ahí arriba por méritos propios, que tiene futbolistas de calidad y que hasta la derrota de la semana pasada -se refiere al tropiezo en casa del conjunto norteafricano frente a la Real Balompédica Linense, que ganó por 0-1 en el Álvarez Claro- llevaba muchos partidos invicto".

El capitán del conjunto albiazul tiene claro que el encuentro "va a ser difícil. Para ellos es una oportunidad de meterse arriba y para nosotros de dar otro pasito al frente. Hay tres puntos en juego que tenemos que intentar sumar y cambiar esa dinámica que llevamos en casa de no conseguir victorias. Esperemos que lo consigamos", desea.

Para ello considera fundamental contar con el apoyo de la afición. "Es el penúltimo partido que tenemos en casa. La temporada está siendo difícil para todo el mundo, para el recreativismo en general. Ese aliento más que nunca lo vamos a necesitar para intentar que el triunfo caiga de nuestro lado".

El entrenador del Recreativo, Juan Manuel Pavón, ha asegurado que según sus cuentas al Decano le hacen falta otros cuatro puntos más y alcanzar los 45 para asegurar la permanencia. El capitán prefiere no hacer cálculos: "Es difícil porque también depende de lo que hagan los rivales. Lo que sí está claro es que tenemos que ganar al menos un partido y a poder ser el domingo. La idea es alejarnos de esa zona baja, del horizonte del descenso y del play-off o play-out. Necesitamos sumar y a ser posible ganar y luego esperar a ver qué hacen los rivales. Aún quedan doce puntos en juego y esto puede cambiar mucho. Hay que ser precavidos", concluye.

Para el choque frente al Melilla Pavón tiene la baja segura por sanción de Ubay Luzardo y la más que probable de Mario Marín, que ha sufrido una recaída en su lesión. En cambio recupera a Rubén Mesa, que ya ha cumplido sus cuatro partidos de suspensión. Sedeño se retiró ayer antes de tiempo del trabajo con el grupo, mientras que Iván Robles se ejercitó con normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios