Cuando no hay creatividad

  • Al Villanovense le basta con ser contundente e intenso para empatar

Cuando no hay creatividad Cuando no hay creatividad

Cuando no hay creatividad

Tiene un problema el Recre, que no es nuevo, pero al que no ha encontrado solución. Al Decano le cuesta tener pausa con el balón, ser capaz de elaborar y de encontrar los caminos al gol cuando el rival se preocupa por defender y, además, lo hace con intensidad. Se encontró el cuadro de Negredo con un Villanovense expeditivo y que no tuvo errores en fase defensiva y el resultado fue que el marcador no se movió en todo el encuentro. El preparador madrileño no quiso repetir el error del día del Melilla y decidió alinear de inicio a Toni Robaina, un jugador de último pase, con calidad y al que se le presupone capacidad asociativa. Todo lo que se esperaba de él quedó en nada porque el Villanovense fue al límite, hizo un partido duro, de hombres... A lo que hay que sumar que el ambiente del Nuevo Colombino también requería cierta personalidad, por lo que el 1-4-2-3-1 de Negredo y su intención de ser protagonista del encuentro a través del balón quedó en nada.

Hay que darle mérito también al Villanovense, que fue consciente de las limitaciones del Decano y que alternó una presión alta con otra en bloque algo más bajo, generando confusión al Recre e impidiendo que fuera capaz de llegar con claridad sobre la meta de Jacobo, aunque es cierto que el meta serón fue clave en el resultado porque hubo una ocasión de verdad en el encuentro y en ella sacó el mano a mano a Boris.

Defensa

No exigió prácticamente nada el Villanovense al Decano a nivel defensivo porque su línea de retaguardia prescindía del paso por las zonas de iniciación y creación. El poco peligro sobre la meta albiazul llegaba en las dudas que generaban los balones en largo de los extremeños, sobre todo cuando los jugadores del Recreativo asumían el riesgo de dejar botar el balón antes de tomar decisiones, le ocurrió a Traoré y también a Julio, en una acción que recordó a la acción que supuso la falta del gol del Melilla en el Álvarez Claro.

Ataque

El Recre tuvo acercamientos, pero sólo una ocasión clara. El cuadro albiazul quiso tener el balón y atacar desde la posesión del mismo, pero faltó movilidad a partir de la zona de creación y ante la falta de espacios ni los cambios de orientación de Rafa de Vicente ni las conducciones de Iván Agudo o Lazo acabaron en las cercanías de Leandro. Boris peleó con los centrales serones, pero salió dolorido de la pelea ante una defensa rocosa, que no rehuyó el contacto y que evitó que el catalán pudiera sacar a relucir sus virtudes.

Virtudes

No pasó demasiados apuros ante un rival que va a pelear por jugar la liguilla de ascenso.

Talón de aquiles

La falta de profundidad y de velocidad en el juego, así como la pérdida de duelos individuales en muchas zonas del campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios