Un bipolarismo caprichoso

  • El Recre necesita un triunfo ante el UCAM para huir del peligro clasificatorio

  • El Decano sigue sin encontrar la regularidad y alterna actuaciones notables con otras poco competitivas

Toni Segura y José Carlos Lazo buscan un balón en el encuentro ante el Écija jugado en el Nuevo Colombino. Toni Segura y José Carlos Lazo buscan un balón en el encuentro ante el Écija jugado en el Nuevo Colombino.

Toni Segura y José Carlos Lazo buscan un balón en el encuentro ante el Écija jugado en el Nuevo Colombino. / alberto domínguez

Es una escena recurrente en la historia del cine. En la pantalla aparece una moneda sostenida sobre un pulgar que la termina impulsando al aire, la moneda recorre el cielo dando vueltas sobre sí misma (a cámara lenta, por supuesto), comienza a descender y cae. Todo el drama se sostiene sobre una probabilidad azarosa de dos solas posibilidades, cara o cruz, exactamente igual que este Recre. El Decano es capaz de ser el ying y el yang, el doctor Jekyll y Mister Hyde... Carente de regularidad durante todo el ejercicio, el cuadro que alecciona César Negredo llega a la recta final del campeonato con la incomodidad implícita en la cercanía a la zona de descenso.

No hay que olvidarse de todos los condicionantes que han acontecido a lo largo de la temporada, en la que el Recre ha tenido tres entrenadores diferentes, pero con similitudes evidentes, como que los tres arrancaron juntos el primer día de pretemporada, compartían bisoñez como primeros técnicos y apenas tenían conocimientos previos sobre el Grupo IV de Segunda División B. Pero llegados a este punto que nadie se lleve a engaño, los protagonistas principales del fútbol siempre fueron, son y serán los jugadores y de su rendimiento depende el futuro a medio plazo del club más antiguo del país.

La incógnita está en saber qué Recre se plantará hoy en La Condomina. El míster del Decano habló en la previa que el choque contra el UCAM que espera un rival más parecido al Extremadura que a El Ejido y Melilla. Se entiende que se refería Negredo al nivel del adversario porque en el Francisco de la Hera el partido duró lo que quiso Marc Martínez, que mantuvo al Recreativo con vida todo el tiempo que pudo, pero el combinado extremeño se mostró netamente superior al cuadro albiazul.

Y es que el Decano aún no ha logrado vencer lejos del Nuevo Colombino ante ningún conjunto de la mitad superior de la tabla. Las víctimas del Recre a domicilio han sido Córdoba B, San Fernando y El Ejido, mientras que de sus igualadas la más destacable fue la que logró ante el Murcia en la Nueva Condomina.

De todas formas, de poco sirven las dinámicas y las trayectorias cuando la vida se pone en juego en hora y media. Tampoco es que el UCAM esté habitando entre la paz y la armonía, más bien todo lo contrario. El conjunto universitario descendió el pasado ejercicio de Segunda División y se presentaba en la categoría como uno de los grandes candidatos al ascenso. Sin embargo, los murcianos también han convertido su banquillo en una silla eléctrica. Luis Casas tomó las riendas del equipo tras la destitución del José Miguel Campos, que previamente había tomado el cargo tras la salida de Lluís Planagumá, pese a todo ello están sólo a tres puestos de la cuarta plaza.

Tras la derrota ante el Melilla habrá novedades en el once del Decano. Más que probables se antojan los retornos de Iván Malón y Traoré, mientras que Diego Jiménez, De Vicente y Boris también tienen serias opciones de arrancar el encuentro. El UCAM presentará todo su potencial, a excepción hecha de Fran Pérez, que no podrá ser de la partida por sanción.

El guión dice que el UCAM será el encargado de llevar el peso del partido y que si el Recre mantiene la solidez defensiva y cierra las vías de acceso a su portería, haciendo el partido lo más largo posible, provocará que los nervios se apoderen del rival. En río revuelto será más fácil que el Recre pueda sacar la red y volver a Huelva con tres puntos que sembrarían una tranquilidad necesaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios