Marbella - Recreativo

Se le agotan las balas (2-0)

  • El Recre cae ante el líder en Marbella de forma justa, lo que lo coloca a un punto de la promoción de permanencia

  • El 1-0 en la fase de mejor juego albiazul marca el choque

Rafa de Vicente presiona a un jugador del Marbella. Rafa de Vicente presiona a un jugador del Marbella.

Rafa de Vicente presiona a un jugador del Marbella.

La victoria contra el Córdoba B dio aire, permitió respirar a un Recre ahogado y una bala extra. Ya no le quedan más. Caer en Marbella contra el mejor equipo de la categoría era una posibilidad muy real por más que el extremismo instalado en el recreativismo se viese ya fuera de todo peligro. Ni hace una semana estaba hecho ni el Marbella abrió las puertas del infierno, pero ya no quedan más balas. La situación sigue siendo igual de dramática, de crítica y de exigente para un equipo que tiene cuatro finales por delante en las que ya no puede fallar. Perder escoció, como escuece siempre por más que sea lo más habitual de los últimos tiempos. Toca sacudirse el polvo para volver a los remos.

En el Municipal marbellí se enfrentaron un grande y un pequeño. Uno de los candidatos al ascenso y un equipo que sufrirá para eludir el descenso a Tercera División. Si dejamos a un lado el nombre de cada conjunto fue el reflejo de lo que se vio sobre el césped marbellí.

Como un ciclón arrancó el Marbella. Le correspondía. Líder y en su campo con un ambientazo, el conjunto costasoleño asumió su rol ante un Recre que no tuvo problemas en corresponder con el suyo. Con los papeles claros, el primer cuarto de hora del choque fue monocolor. Los malagueños tuvieron la pelota, el mando y las ideas. Estévez ordenó mover el cuero para golpear una y otra vez en campo contrario.

El dominio no se tradujo en ocasiones de peligro para Marc Martínez. El meta albiazul vivió tranquilo hasta el minuto 16 cuando un tiro de Añón se marchó rozando el palo demasiado cruzado. Fue el cenit del mejor Marbella en juego.

El Recre se asentó en el juego y en su plan. La idea de Negredo era clara. Atascar por el centro del campo a su oponente para que no pudiese circular, dejar que se adentrase en su campo para buscar los enormes espacios generados a la espalda de los laterales marbellíes. Para ello contaba con Lazo y Núñez mientras por dentro encomendó la misión a Rafa de Vicente. El malagueño dio trabajo, pero jugando demasiado tiempo de espaldas ralentiza la salida de balón. Sin capacidad para tener la pelota, la media hora inicial fue de resistencia sin más.

Precisamente un golpeo tras una salida rápida de Rafa de Vicente abrió una nueva fase en el juego. El Marbella cedió terreno ante su dificultad para encontrar huecos mientras el Recre maduró. Parecía que el reloj jugaría a favor albiazul. Incluso un par de imprecisiones de Marbella destilaron ciertas prisas en un equipo aupado a la primera posición.

Fue en la fase de mejor juego recreativista cuando llegó el varapalo. El Marbella llevaba varios minutos sin aparecer hasta que un golpeo desde media distancia de Carlos Julio lo complicó Marc Martínez. El primer error fue permitir la entrada por dentro de los marbellíes. Luego meta no fue capaz de detener el cuero. Le regaló un rechace a Francis Ferrón para adelantar el líder en el 43.

El Marbella sabía bien de donde nacía el peligro recreativista. Hasta dos y tres futbolistas taparon constantemente a Lazo. Con el gaditano cerrado, las opciones albiazules fueron siempre poco limpias. A la hora de partido entendió Negredo que la única posibilidad que tendría de equilibrar la contienda sería con dos puntas. Recolocó a Rafa de Vicente en una posición mucho más cómoda para él mientras Boris acompañó a Gorka.

El movimiento implicaba renunciar a presencia en el centro del campo con el riesgo en las transiciones malagueñas. No le quedaba otra posibilidad. Con una defensa de tres para los últimos minutos se la jugó Negredo consciente de que por el camino que llevaba la derrota era segura. El problema es que este Decano es el arroz blanco del fútbol, no le hace daño a nadie. Con Lazo anulado se quedó sin posibilidades. Una contra de Juanfran con el choque roto liquidó la contienda en el 88.

Tras el sofocón se impone la realidad. San Fernando, San Fernando, San Fernando, San Fernando… No hay más. Nos queda el Nuevo Colombino, aunque no lo merezcan. Ya habrá tiempo para las facturas después.

FICHA TÉCNICA

Marbella: Wilfred, Carlos Julio, Peris, Lolo Pavón, Catena, Javi Moreno, Corpas, Bernal, Francis Ferrón (Luis Rioja 71’), Chus Hevia (Juanfran 83’) y Añón (José Alonso 90’).

Recreativo: Marc, Iván Malón, Casado (Iván Agudo 77’), Sergio, Diego, Vila (Boris 63’), Núñez (David Segura 77’), De Vicente, Gorka, Traoré y Lazo.

Árbitro: Sánchez Sánchez (extremeño). Mostró amarillas a Vila (25’), Sergio (29’), Casado (35’), Iván Malón (52’), Núñez (59’), Lazo (64’), Traoré (77’) por el Recreativo de Huelva; y a Francis Ferrón (58’), por el Marbella.

Goles: 1-0 Francis Ferrón (43’). 2-0 Juanfran (88’).

Incidencias: Encuentro disputado en el Municipal de Marbella ante unos 3.000 espectadores con más de un centenar de seguidores del Decano en las gradas. Antes del encuentro el club local hizo entrega de una distinción a Javi Moreno por sus 400 partidos y Canal Sur a Wilfred como mejor parada de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios