Traoré se hace fuerte en el centro

  • El costamarfileño aprovecha la ausencia de Jonathan Vila para asentarse en el once inicial recreativista como pieza clave de Casquero

  • El gallego trabajó ayer con el grupo en el tramo final y está listo para pelear por el puesto

Hay un futbolista que identifica el proceso de madurez futbolístico experimentado por el Decano en las últimas semanas. La mejoría en el juego albiazul y el crecimiento de las últimas semanas es consecuencia de la acumulación de minutos, pero hay un hombre que destaca en el último mes de competición. Traoré se ha hecho fuerte en el centro y sobre él pivota el juego albiazul de las últimas jornadas.

Casquero tiene una fe ciega en el costamarfileño. En cuanto lo tuvo disponible le dio la oportunidad, le entregó su confianza y le permitió asentarse en el once. Hoy es una pieza básica en cualquiera de los dibujos recreativistas. Traoré llegó en pretemporada como un desconocido llamado a relevar a hombres con más peso en el centro, pero ocho jornadas después es uno de los futbolistas que más aporta al bloque recreativista.

El comienzo del campeonato del africano no fue bueno. Dificultades personales tras el fallecimiento de su padre y unos problemas físicos que cortaron su puesta a punto provocaron un retraso en su acople al resto del equipo. Estuvo ausente en las tres primeras jornadas. Casquero le dio la primera oportunidad ante el Betis Deportivo y con su llegada el Decano estrenó el casillero de victorias. Tuvo que comenzar los dos siguientes encuentros desde el banquillo, aunque en ambos el técnico le dio muchos minutos en la segunda mitad. La lesión de Jonathan Vila contra la Balona le abrió la puerta del equipo definitivamente. Titular en Écija y contra el Extremadura, completó los dos encuentros con un altísimo rendimiento.

En estas semanas además su fútbol ha despejado cualquier duda que pudiese haber en un jugador apuesta de Juanma López y su equipo. Con el paso de las semanas Traoré ha demostrado que es mucho más que orden o músculo en el centro del campo para mostrar inteligencia y detalles muy positivos con el balón en los pies. Se ha asentado en el centro del campo al lado de Rafa de Vicente hasta el punto de hacer olvidar a una pieza indiscutible en el inicio como era Jonathan Vila. En total acumula ya 341 minutos, cada más cerca de los 532 de su oponente por el puesto inicial.

Ahora la recuperación del gallego, que ultima su puesta a punto y ayer participó en el tramo final del entrenamiento albiazul, abre un interesante pulso por un puesto en el once inicial. Los dos han demostrado que pueden jugar juntos, pero también el Recre ha dado una mejor imagen cuando uno de ellos ha formado pareja en solitario con Rafa de Vicente. Ayer Vila trabajó en solitario con Ale Zambrano durante casi una hora para probarse en los últimos partidillos de la sesión matinal en el Nuevo Colombino. Está casi listo para pelear por recuperar el puesto, aunque ya sabe que Traoré se ha hecho fuerte. Gana el Recre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios