Rubén Mesa, de héroe a villano en 365 días

  • El delantero marcó el gol del triunfo hace un año ante el Granada B y el pasado domingo fue expulsado

Comentarios 0

De héroe a villano. El delantero recreativista Rubén Mesa fue expulsado el pasado domingo por agredir a un rival dejando al Recre en inferioridad numérica en Mancha Real. Justo un año antes, el 19 de marzo de 2016, el ariete pacense anotó el gol en el agónico triunfo por 1-0 frente al Granada B en un encuentro en el que la afición respondió a la primera llamada de auxilio de los empleados del Decano y se rozó el lleno en el Nuevo Colombino.

Rubén Mesa marcó a un minuto para la conclusión de un partido durante el que se escucharon en el campo "¡Sí se puede!" y el clásico "¡Comas vete ya!", un grito unánime de una afición que arropó a sus jugadores desde el primer momento y que entró éxtasis con el tanto postrero del delantero pacense. Ese día el Decano empezó a resurgir de sus cenizas para lograr la permanencia en el plano deportivo mientras que en el institucional se puso la primera piedra de la campaña de salvación que permitió al club seguir con vida el pasado verano.

El domingo pasado Mesa, que había reemplazado a Iván Aguilar durante la segunda parte del duelo frente al Atlético Mancha Real, fue expulsado cuando aproximadamente llevaba diez minutos en el campo por dar un pisotón a un rival (Marcos Martínez Drommel). La roja fue justa y complicó el tramo final del partido al equipo onubense, que se quedó en inferioridad numérica pero que supo sufrir para lograr un trabajado triunfo por 1-2.

Rubén Mesa, poco después de concluir el encuentro, pidió perdón a través de las redes sociales. "Pido perdón a mi equipo. No me voy a justificar por nada, nunca lo hago... Todo el mundo comete errores, hay que asumirlos y aprender de ellos", aseguró.

También se mostró agradecido por los ánimos recibidos. "Gracias por los mensajes de apoyo. Los que me conocen saben de más que me dejo la piel por este escudo, mucho sufrimiento juntos", dijo.

El acta arbitral del partido del domingo refleja que el delantero fue expulsado por "dar una pisotón a un adversario, con el uso de fuerza excesiva, no estando el balón en juego", por lo que en el club existe cierta preocupación por cuál va a ser su sanción.

Otro que tampoco jugará el próximo domingo ante el CD Ejido es Javi Cantero, quien vio en el duelo ante el Mancha Real su quinta cartulina amarilla y va a ser suspendido un partido. En cambio para el próximo encuentro Pavón recupera a Bonaque, una vez cumplida su sanción federativa.

más noticias de RECREATIVO Ir a la sección Recreativo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios