Preocupación y esperanza con el futuro del Decano

  • El presidente de las peñas muestra su confianza en la solución del Decano, aunque la proximidad al 30 de junio genera "inquietud"

Sedeño y José Antonio Cabrera posan junto a Carlos Ramírez, de Ciquitrake, y la redacción de Deportes. Sedeño y José Antonio Cabrera posan junto a Carlos Ramírez, de Ciquitrake, y la redacción de Deportes.

Sedeño y José Antonio Cabrera posan junto a Carlos Ramírez, de Ciquitrake, y la redacción de Deportes. / reportaje gráfico: josué correa

A las puertas de una nueva final por la permanencia y supervivencia de la entidad recreativistas las peñas y la plantilla se dan la mano en La Tertulia Deportiva de Huelva Información. José Antonio Cabrera y Sedeño fueron los invitados para compartir mesa y debate con la redacción de Deportes de este diario en el restaurante Ciquitrake. Ambos mostraron su optimismo en el plano deportivo y el institucional, aunque el mandatario del colectivo reconoció que existe cierta inquietud en el entorno.

A 70 días para el decisivo 30 junio, José Antonio Cabrera reconoció que "la Federación de Peñas está inquieta y preocupada porque pasan las semanas y todos nos ponemos nerviosos recordando cómo fue el año pasado", aunque "confío en que el Ayuntamiento encontrará una solución aunque sea in extremis". Desde su posición asume que "hace algún tiempo era más optimista y ahora soy más prudente". El presidente de las peñas recordó cómo "hace un año la afición consiguió darle mi año de prórroga al club para resolver el caótico estado que dejó Pablo Comas, logramos una vida extra con aquellos 900.000 euros y ahora confiamos en la labor que debe hacer el Ayuntamiento". Como peñista y como aficionado "por mi cabeza no pasa otra cosa que no sea el arreglo de los problemas del club". Cabrera asume que "no es una situación nada fácil y desde luego que si lo fuera hace meses que estaría resuelto, pero confiamos en Gabriel Cruz que además es un gran recreativista".

La plantilla vive "ajena" a la batalla institucional. Sedeño admite que "nosotros sólo tenemos en la cabeza el partido contra el Melilla, porque el resto es algo que no depende de nosotros y sirve de poco distraerse". Para los albiazules "todo pasa por ese partido y lo que tenga que resolver otros fuera del campo ya depende de ellos". No obstante, entiende que "por todo lo que significa este club estamos convencidos de que de una forma u otra al final se conseguirá arreglar".

Del choque contra los norteafricanos el lateral albiazul destaca que "será un partido muy complicado, frente a un rival duro y con las ideas muy claras que sabe a lo que juega". Para ese choque "será clave la paciencia porque ellos hacen un juego muy feo que arrastra a su lentitud y en el que cuesta trabajo entrar". Destaca del rival que "encaja muy pocos goles". "Es el que menos recibe de toda la categoría", añade Cabrera. Sedeño pide a la afición "mucha paciencia porque es un partido que difícilmente tenga muchos goles o que se pueda resolver rápido. Hay que templar bien los nervios". Recuerda como modelo para encarar el choque "el partido de La Roda porque aunque al final nos encontramos con esa jugada ya durante todo el encuentro estuvimos centrados y nunca perdimos la paciencia, que es lo que pretenderá el Melilla para que nos descubramos".

La permanencia albiazul "no corre peligro", para el presidente de las peñas. Cabrera lamenta "el partido contra El Ejido porque esos puntos son los que nos permitirían estar ya salvados". La clave de Sedeño es afrontar la final del domingo "como si fuese la última jornada de la Liga. Para mi el Melilla es como el Cartagena el 14 de mayo". En la parcela deportiva, la afición "está tranquila porque vemos al Recre entero y muy redondo, muy engrasado como un motor que funciona bien".

La permanencia estará para el lateral recreativista en "44 ó 45 puntos así que nos falta una victoria y algo más". Por ello, "con los dos partidos de casa nos deben valer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios