REcreativo

Núñez enciende todas las alarmas

  • El capitán se retira del entrenamiento tras sentir un fuerte pinchazo en el sóleo y su presencia contra el Betis Deportivo está casi descartada

  • Ale Zambrano es seria duda por un fuerte golpe en el tobillo derecho

Núñez entra al campo en sustitución de Víctor Barroso. Núñez entra al campo en sustitución de Víctor Barroso.

Núñez entra al campo en sustitución de Víctor Barroso. / Antonio Carrasco

El capitán centra todas las miradas. Las opciones de contar con Núñez el domingo contra el Betis Deportivo son escasas, pero la preocupación va más allá. En el Nuevo Colombino temen que el veterano albiazul sufra una lesión de mayor alcance que lo deje en la enfermería varias semanas.

Durante la semana pasada el recreativista estuvo en el dique seco. Prácticamente no entrenó hasta el día del partido contra el Badajoz. Aunque lo recomendable era guardar reposo decidió forzar para jugar. No salió de inicio, pero en la segunda parte entró y fue importante a la hora de dar verticalidad al equipo. El sobreesfuerzo del partido dio ayer la cara. A los minutos de comenzar el entrenamiento matinal en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español se retiró con los servicios médicos albiazules.

El atacante albiazul sintió un fuerte pinchazo en el sóleo, lo que prácticamente le impedía pisar. Cuando abandonó el entrenamiento cojeaba ostensiblemente. Estaba previsto que a última hora de ayer se le hiciesen unas pruebas para determinar el alcance de la lesión. Sin embargo, la fuerte inflamación en la zona recomendó posponer el análisis hasta hoy mismo por la mañana para determinar si hay rotura.

Sin embargo, las previsiones no son nada halagüeñas. El propio futbolista reconoció ayer sentir malas sensaciones tras retirarse del entrenamiento con bastante dolor.

Sea cual sea el resultado de las pruebas, su presencia contra el Betis Deportivo está prácticamente descartada. Tanto si hay lesión como si queda en un susto no es recomendable volver a forzar con el precedente reciente del encuentro contra el Badajoz. De ahí que Ángel López trabaje ya con la hipótesis de su ausencia frente al filial verdiblanco. El temor fundamental es que haya un daño mayor que prolongue su ausencia algunas semanas.

Ayer el preparador trabajó con las dos opciones más claras que tiene. La principal es dar continuidad a Víctor Barroso en la banda izquierda con Lazo por la derecha. La otra posibilidad que probó fue la entrada de David Segura de inicio. La ausencia de Antonio Núñez restaría al técnico de un puntal ofensivo importante y al grupo de un jugador con una enorme ascendencia sobre el resto. Además, su capacidad para el juego aéreo es clave muchas acciones recreativistas.

No es la única baja probable que tiene. Ayer también se retiró con serios problemas Ale Zambrano. El mediocentro onubense sufrió un fuerte golpe en el tobillo de su pierna derecha en una acción con Sergio González durante el entrenamiento. Tuvo que ver la mitad de la sesión desde la banda con una bolsa de hielo en la zona afectada. Su concurso contra los verdiblancos está en el aire a expensas de la evolución de los próximos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios