Espínola, mitad Balona mitad Recre

  • El defensa, que protagonizó un ascenso a Segunda B con los linenses y otro a Primera con el Decano, afirma que el domingo le gustaría que "ganasen los dos"

Espínola, mitad Balona mitad Recre Espínola, mitad Balona mitad Recre

Espínola, mitad Balona mitad Recre

Miguel Ángel Espínola es historia viva, y muy reciente, de los dos conjuntos que el próximo domingo (17:00) juegan en el Nuevo Colombino un duelo importantísimo para las aspiraciones de ambos de lograr la permanencia en la Segunda división B: Recreativo de Huelva y Real Balompédica Linense. En uno y otro disfrutó de etapas mucho mejores que las que los dos clubes atraviesan en la actualidad y, como mantiene lazos en los dos bandos, se niega a decantarse de cara al inmediato compromiso: "Me gustaría que ganasen los dos porque ambos necesitan los puntos, pero sé que eso es imposible, así que me limito a desear que logre la victoria el que mejor lo haga. Pero sobre todo y por encima de estos puntos, que ambos se salven", sentencia.

Hablar de Espínola, afincado desde hace años en La Línea, es hacerlo de Real Balompédica y Recreativo de Huelva. Con los primeros, amén de otros capítulos importantes, fue partícipe del recordado ascenso en Miranda de Ebro de 2008. Una mano suya sobre la línea de meta en el último minuto, ignorada por el árbitro, está aún en la memoria de los que acudieron a Anduva, por cuanto resultó determinante para que el choque acabase con empate a tres y los que entrenaba Gabriel Navarro Baby dieran el salto de categoría.

Con el Decano vivió lo que él mismo define como "los mejores momentos" de su carrera. Logró un ascenso a Primera y en la máxima categoría se convirtió en el protagonista de la visita del equipo onubense al Santiago Bernabéu de la 2002-03, ya que le endosó un gol a Íker Casillas y más tarde él mismo acabó ocupando el puesto de portero, por la expulsión de José Antonio Luque.

Espínola explica que está "muy al tanto" de la actualidad del Recre porque dejó "muchos amigos allí". De hecho no hace tanto se desplazó a la capital onubense para participar en un encuentro con artistas y exfutbolistas cuya finalidad era recaudar fondos para ayudar al Decano a salir de su delicada situación económica.

"Estamos hablando del club más antiguo de nuestro fútbol y es necesario que todo el mundo arrime el hombre para que no desaparezca nunca", afirma el granadino.

Espínola admite que, en buena medida por culpa de la crisis "el fútbol ha cambiado" desde que decidió colgar las botas tras pasar por el Algeciras. "Todo el mundo habla del potencial del Real Madrid o de Barcelona actual, pero yo tuve la suerte de medirme a otro con grandísimos jugadores. Lo que ha cambiado es que cada vez resulta más difícil para los equipos que no están entre los dos o tres elegidos meterse en la pelea por el título".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios