Castigo excesivo para un Recre reconocible

  • El Decano cae en la indefinición tras el gol inicial

El Recre se quedó sin premio, ni grande ni pequeño, en un partido con varias fases que presentó a un Decano muy superior en la primera hora de partido, pero que cayó en la indefinición tras el tanto de De Vicente. El Jumilla no le perdió la cara al partido y supo esperar sus momentos, que estuvieron acompañados de una gran dosis de acierto y fortuna que terminaron por definir el marcador final del encuentro.

Defensa

No tuvo excesivos problemas el Recre en fase defensiva. El Decano volvió a apretar algo y en la primera parte supo contener a su rival en las transiciones ofensivas, a pesar de la complementariedad de Caye -que tuvo mucha movilidad- y Chaco -que fue el que fijo a la zaga recreativista y actuó como referencia-. En el segundo tiempo el Recre sólo sufrió con la velocidad de Titi y con los disparos lejanos, ya que el espacio entre líneas aumentó y los futbolistas del Jumilla encontraron el espacio y el tiempo para poder golpear en varias ocasiones desde fuera del área albiazul.

Ataque

El Recre trató de cambiar con respecto a los últimos encuentros en su fisonomía con la salida del equipo de Gorka y la entrada de Santi Luque, que aportaba menos capacidad de disputa en el juego aéreo, pero que lo compensaba con su movilidad, su buen uno contra uno y su electricidad. En la primera mitad el Decano fue bastante superior al Jumilla y acumuló una gran cantidad de llegadas, aunque con poca claridad en la definición. El arranque de la segunda mitad coincidió con el tanto albiazul, pero a partir del 1-0 el Recre tuvo unos minutos con posesión, pero sin la determinación de ir a buscar el segundo gol. Ángel López arriesgó tras el empate con tres centrales y dos delanteros, pero el Decano insistió en el juego por banda y apenas envió centros, ni laterales ni frontales, para que Boris y Gorka pudieran hacer daño a la defensa del Jumilla.

Virtudes

El Recre fue valiente, quiso ganar el partido y recuperó sensaciones tras la derrota de la semana anterior en Las Palmas.

Talón de aquiles

El combinado recreativista no terminó jugadas con peligro real ni probó con continuidad a Mandaluniz. Defensivamente le dio mucho espacio a los jugadores del Jumilla para armar la pierna de media y larga distancia y sacar disparos lejanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios