Casquero resetea al Recre

  • Tras la derrota en Cartagena el técnico somete a su equipo a una larga terapia de grupo previa a la vuelta al trabajo

  • Santi Luque no trabajó con el resto del equipo

Casquero se dirige a sus hombres antes de empezar un entrenamiento sobre el césped del Nuevo Colombino. Casquero se dirige a sus hombres antes de empezar un entrenamiento sobre el césped del Nuevo Colombino.

Casquero se dirige a sus hombres antes de empezar un entrenamiento sobre el césped del Nuevo Colombino. / canterla

Ejercicio de limpieza mental. Casquero reseteó ayer a sus hombres en el arranque de la semana. El técnico sabe que el choque del domingo contra el Real Murcia es muy importante tanto para su plantilla como para el club y necesita liberar de cualquier carga emocional negativa a sus hombres después del aciago estreno.

Con tantas expectativas puestas en la temporada, el estreno liguero del Decano en Cartagena fue una montaña rusa emocional que dejó un poso amargo. De la desazón y la sorpresa de la primera mitad, a las ilusiones de la segunda. El Recre fue dos equipos a la vez en Cartagonova. Ofreció una cara irreconocible y la que se le espera. Mostró todo lo que puede y lo que no debe ser.

El entrenador recreativista sabe de la importancia del estreno en casa con el Murcia

La reflexión de Casquero al término del choque fue muy clara. De la segunda mitad hay mucho que aprovechar y de la primera muchísimo más que aprender. De todo ello habló con los suyos. Contó con todos sus hombres menos Iván Robles, lesionado, y Santi Luque, que es duda y no se ejercitó.

El técnico mantuvo una larga charla con sus hombres antes de comenzar el entrenamiento de ayer en el Nuevo Colombino. El preparador hizo examen con sus jugadores de los errores cometidos y lanzó un mensaje claro. El primer tiempo de Cartagena es irrepetible. No tolerará de nuevo esos errores.

Casquero repasó los fallos e incidió en la obligación de ser un equipo mucho más agresivo e intenso. El Decano fue demasiado blando, con desaciertos evitables y con lagunas impropias en tareas defensivas. Uno de los principales puntos a corregir es la aplicación defensiva. La falta de intensidad en algunos puestos provocó desajustes en otros y la pérdida de colocación fue letal.

En la vuelta al trabajo las principales dudas están en las bandas. No por casualidad Núñez y Lazo se quedaron en el vestuario al descanso. El desarrollo alocado del primer tiempo provocó el sobreesfuerzo del capitán casi sin pretemporada, mientras que en la otra banda el Recre echó en falta mayor contribución defensiva del cedido por el Real Madrid para no desproteger a Casado. Tiene toda una semana por delante el técnico para corregirlo y aplicar soluciones.

Con 8.000 personas en las gradas y la visita de un rival de mucha entidad como el Real Murcia el choque del domingo es toda una oportunidad que no quiere desperdiciar. Un buen resultado con una imagen acorde sería la mejor carta de presentación del proyecto Casquero en Huelva. Para ello nada mejor que resetear al equipo y reprogramarlo para el reto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios