VIDA COTIDIANA

'Pasión de gavilanes' en la jaima

En Dajla hay Coca-Cola, llaveros del Madrid y del Barcelona, y también televisión, que logran encender con la energía solar que diariamente recogen en placas. No la ven mucho, es verdad, porque esta energía es más útil para iluminarlos de noche, pero en estos meses emiten una serie que ninguna de las hermanas de Dibaba –uno de los niños saharauis que ya no volverán a España– perdona: Pasión de gavilanes, a la que se confiesan completamente enganchadas, sobre todo, por sus tres protagonistas masculinos. Cada tarde, al finalizar el capítulo emitido por la señal argelina, Jaila, Haimida y Salka se enzarzan en un debate sobre cuál de ellos es más guapo, e incluso cantan el tema musical que en castellano da inicio a la novela y que, curiosamente, entonan con bastante precisión. Porque la música es para el pueblo saharaui una de sus principales pasiones. Y el baile, que practican con devoción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios