Más de 250 agentes velarán por la seguridad de la Romería de San Isidro

  • La Junta Local de Seguridad ultimó ayer los detalles del amplio dispositivo de seguridad que se pondrá en marcha

Más de 255 agentes, entre Policía Local y Guardia Civil, velarán por la seguridad de los romeros en la Romería en honor a San Isidro Labrador que se celebrará en la localidad entre los próximos días 21 y 24 de mayo.

Así lo anunció ayer el concejal de Obras y Servicios y Seguridad Ciudadana, Bernardino Marañón, al finalizar la reunión de la Junta Local de Seguridad, que se celebró en el Salón de Plenos del Consistorio y a la que también asistieron el alcalde, Juan Antonio Millán, y la concejala de Turismo, Ocio y Protección Civil, María del Mar Burgos.

Marañón, que desgranó todos y cada uno de los detalles de este dispositivo, aseguró que habrá permanentemente en cada turno 25 agentes, y que además, la pradera de San Isidro, lugar donde se encuentra el recinto romero de Cartaya, contará permanentemente durante las 24 horas del día con otros servicios de emergencias como bomberos, sanitarios, veterinario, protección civil y guardería rural de Cartaya.

En este sentido, destacar que este año se va a reforzar el operativo de seguridad y emergencias del pasado año y que los 255 agentes van a estar repartidos a razón de 75 diarios entre los tres días que van a durar los festejos y se van a distribuir tanto por el recinto romero, donde permanentemente habrá un total de cuatro parejas, como por el núcleo urbano de Cartaya en el que se van a mantener los servicios de policía local y guardia civil habituales de cualquier día del año.

Además, este año se reforzará el dispositivo el próximo día 17 de mayo, jornada en la que los romeros se trasladarán a la Pradera para recoger al Santo, "dada la cada vez mayor afluencia de ciudadanos a estos actos que tienen lugar una semana antes de la Romería propiamente dicha". También en esa jornada se habilitará por primera vez un dispositivo sanitario y un veterinario.

Especial hincapié se hará este año en la circulación de vehículos a motor en el interior del recinto romero, que quedará totalmente prohibida reduciéndose a tareas de carga y descarga previo pase autorizando las mismas y en horario de 8:00 horas a 12:00 horas.

La Guardia Civil a caballo vigilará el recinto y los caminos de ida y vuelta para garantizar la seguridad y el orden de la comitiva, aspecto que este año, y según resaltó el presidente de la Hermandad, Julián Pérez Segura, "queremos cuidar con detalle".

El presidente de la hermandad también recordó a los romeros que desde el próximo día 11 se abre el plazo para inscribirse de cara al sorteo de los carros y para solicitar los chiringuitos y en lo que a la fiesta se refiere, anunció que "estarán marcadas por la austeridad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios