Los vecinos exigen a Medio Ambiente que garantice la regeneración de la playa

  • Denuncian que aún no está redactado el proyecto de las obras y reclaman a la Administración central que fije una fecha para el inicio de los trabajos

La Asociación de Propietarios de Matalascañas va a exigir al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino garantías de que el inicio de las obras de regeneración de la playa se ejecutará en las fechas comprometidas, así como que la redacción del proyecto deje de ser meramente una quimera o una declaración de intenciones y se inicie de inmediato su redacción.

Estas fueron algunas de las conclusiones que adoptó el colectivo vecinal en la asamblea que celebró la entidad en el hotel Tierra y Mar. Fue en una sesión en la que se realizó un radiografía pormenorizada del litoral almonteño, apuntándose que la Espada de Damocles pende sobre la costa almonteña, amenazándola con destruirla si previamente al azote de un nuevo temporal no se han adoptado las medidas oportunas.

Debido a las urgencias de dichas actuaciones en el mes de enero la Asociación conminó a las autoridades competentes a fijar una fecha para las labores de regeneración de la playa, así como dar curso a la redacción del proyecto para el cual el Ministerio estimó un presupuesto de 120.640 euros. Sin embargo, no ha sido hasta agosto cuando la cartera que dirige Elena Espinosa ha anunciado que las labores de regeneración podrían estar culminadas para el verano de 2011, a la vez que cifraba el coste de la intervención en unos cinco millones de euros.

En su diagnóstico el presidente vecinal, Juan Gómez, apuntó la "desconfianza" que generan tales promesas, a la vez que recordó que "desde la zona de Pueblo Andaluz en dirección a Sanlúcar de Barrameda el litoral se ha visto seriamente mermado, por lo que alertó que sin la adopción de medidas excepcionales se corre el riesgo de que "el mar se coma el paseo marítimo y perdamos parte de las playas de Doñana". Igualmente constató que desde la Piedra hacia Mazagón el litoral ha dejado de existir más allá de una exigua lengua de arena, ante lo cual recordó que el último temporal se tragó la primera línea del camping Rocío Playa. Todo ello, apuntaló el representante vecinal, se ha visto agravado por la acción de los espigones Juan Carlos Primero y el del Guadiana, a los que acusó de ser "culpables" de que la regeneración natural del litoral se vea coartada.

El balance en otros puntos no fue mejor por parte del presidente de la asociación. En este sentido la asamblea abordó la inseguridad ciudadana que sufre la población a raíz de la deficiente dotación de agentes de la Benemérita y de municipales, a la par que denunció "la dejadez de las administraciones competentes ni tan siquiera se han dignado responder a las demandas cursadas ante el Subdelegado del gobierno en Huelva y el delegado del Gobierno en Andalucía".

En ella se detalla la situación de desamparo en el que se encuentra la ciudadanía y se solicitaba un refuerzo de efectivos. De momento el único acuerdo se limita a que los agentes de Mazagón presten puntualmente cobertura a su vecino costero. Así las cosas el presidente alertó de un aumento de la delincuencia y que el hecho de que el Ayuntamiento sólo destine al núcleo costero tres agentes de la policía para atender las necesidades de una población de 200.000 ciudadanos en pleno periodo estival".

Con respecto a los perjuicios ocasionados del botellón, la asociación marcó dos puntos 'negros': la zona de Las Adelfas y norte de la Carretera. No mejoró la percepción en lo tocante a la sanidad, cuya dotación aseguró limitarse a "cinco equipos, integrados cada uno por un médico un ATS y conserje para cubrir las 24 horas, lo que representa un ratio "tercermundista" que corresponde a una población de 10.000 habitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios