agricultura

Más de 18.000 temporeras marroquíes viajan este año a la campaña de la fresa

  • Las organizaciones agrarias se desplazarán al norte del país magrebí para seleccionar a las candidatas

  • Más de 7.000 tienen ya experiencia en campañas anteriores en la provincia

Plantación de fresas en una finca en Palos de la Frontera. Plantación de fresas en una finca en Palos de la Frontera.

Plantación de fresas en una finca en Palos de la Frontera. / josué correa

Después de días de incertidumbre y a pesar de que la cifra debía conocerse a finales de la semana pasada, al fin se desojó la margarita de cuántos trabajadores temporeros de Marruecos acudirán a la campaña de la fresa en las explotaciones agrícolas en la provincia de Huelva. Según se supo a última hora de la tarde de ayer, serán más de 18.000 trabajadoras las temporeras marroquíes viajarán en las próximas semanas a Huelva para participar en la campaña de la fresa, en una de las mayores operaciones realizadas nunca entre los dos países. La cifra, aunque por el momento se está en pleno proceso de selección de quienes habrán de desplazarse de manera definitiva a la provincia, está por encima de lo que el propio sector fresero había solicitado tanto a las autoridades marroquíes como españolas.

Fuentes del sector agrícola onubense consultadas por Huelva Información en la tarde de ayer, coincidieron en señalar su satisfacción por el acuerdo alcanzado con las autoridades marroquíes que les permitirá "cubrir sin problemas las necesidades de la campaña", según señaló el responsable de Freshuelva, Alberto Garrocho. Por su parte, el presidente de Asaja y responsable de Interfresa, José Luis García-Palacios, confirmó que "sobre el papel es lo que esperábamos, aunque ahora hay que seleccionar a aquellas personas que cumplan los requisitos en una relación laboral normal como las que tantas veces se llevan a cabo, con todos los requisitos legales perfectamente cubiertos".

Hay preseleccionadas 13.000 candidatas entre las que se elegirán 10.914 nuevas

Una responsable de la operación por parte española confirmó ayer que el número exacto de temporeras que serán contratadas por vez primera para esta temporada es de 10.914, a las que hay que añadir las 7.137 que repiten de años anteriores, según el acuerdo firmado ayer.

El acuerdo, auspiciado por el Ministerio Español de Asuntos Sociales, fue firmado por las principales organizaciones de agricultores de la fresa de Huelva y la agencia nacional de empleo de Marruecos (Anapec), que la próxima semana organizarán todas las tareas de reclutamiento de las nuevas temporeras en cinco puntos del país magrebí.

Entre las condiciones planteadas, se exige a todas las candidatas que sean mujeres, casadas y con hijos a su cargo, para garantizar su arraigo y su regreso al país una vez terminada la temporada, y se les pide además que no tengan más de 45 años, para que puedan responder a las altas exigencias físicas de la recogida de la fresa.

Aunque los criterios están claros, la Anapce ha preseleccionado a 13.000 candidatas, de entre las que ellos y las delegaciones de empresarios freseros elegirán finalmente a las 10.914 en esa operación que se extenderá entre el lunes y el jueves próximos, para lo cual está previsto que se desplacen a Marruecos en los próximos días.

Los viajes de las freseras, por barco a partir del puerto de Tánger, comenzarán el 1 de febrero para las que ya han participado en temporadas anteriores, y una segunda fase lo hará a partir del 20 de marzo. Todas las seleccionadas tendrán un visado temporal de cinco meses, suficientes para cubrir toda la temporada de la fresa y también, secundariamente, la de otros frutos rojos (frambuesas y arándanos), de acuerdo a las condiciones que reclamaba el sector agrícola.

La última operación de reclutamiento de temporeras tuvo lugar en el 2008, y desde esa fecha las trabajadoras de la fresa no habían hecho sino repetir campaña, por lo que la operación de este año reviste un carácter excepcional y va a movilizar a decenas de personas, además de las elegidas.

El Gobierno marroquí ha utilizado esta operación para crear oportunidades de empleo en zonas deprimidas, principalmente en la fase que tendrá lugar en la ciudad de Uxda (extremo noreste de Marruecos), donde la Anapce va a presentar a mujeres de Yerada, localidad minera que últimamente ha vivido una serie de protestas por la falta de servicios, de empleo y de oportunidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios