golfo de cádiz

El sector de la chirla propone un plan de gestión para recuperar el caladero

  • Los mariscadores plantean un límite de captura diario, horarios de pesca y una disminución de la talla

  • La próxima semana será la reunión para abordar la orden de ayudas a la pesquería

Barcos que se dedican a la captura de la chirla amarrados a puerto por el cierre del caladero. Barcos que se dedican a la captura de la chirla amarrados a puerto por el cierre del caladero.

Barcos que se dedican a la captura de la chirla amarrados a puerto por el cierre del caladero. / h. información

Comentarios 1

El sector de la chirla del Golfo de Cádiz presentará al consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, un plan de gestión para recuperar el caladero al marisqueo en la reunión que mantendrá la próxima semana.

El consejero y responsables del sector se reunirán de nuevo el día 10 en Sevilla para abordar la situación de esta actividad tras el cierre del caladero a esta pesquería y con vistas a llegar a un acuerdo sobre la correspondiente orden de ayudas.

El Ayuntamiento de Punta Umbría muestra su apoyo al sector pesquero

Varias serán las propuestas que lleven los mariscadores, cuyo texto están consensuando los representantes de los puertos onubenses con embarcaciones dedicadas a la captura de la chirla y afectadas por la parada: Punta Umbría, Isla Cristina, Ayamonte y Lepe.

En cualquier caso las propuestas versarán, como ha adelantado el sector, sobre la variación de la talla comercial de la chirla y su reducción de los 25 milímetros actuales a 24, unas reivindicaciones que vienen realizando desde hace tiempo.

Los mariscadores también plantearán cuestiones relacionadas con los horarios de pesca, así como un límite de captura diario, a fin de preservar el caladero y evitar que vuelva a repetirse la situación de cierre actual. Asimismo, abordarán posibles modificaciones de las ayudas presentadas por la Junta.

La ayuda máxima al total de embarcaciones y personas enroladas se ha fijado en 500 euros al mes por barco y 400 por marinero mientras dure el cierre del caladero.

La flota afectada está compuesta por 96 embarcaciones de draga hidráulica y 291 tripulantes y la ayuda sería "compatible" con la contratación de los marineros por parte de los barcos de otras modalidades pesqueras o en otra actividad, así como con otras prestaciones sociales.

El sector chirlero ya anunció en su día la presentación de alegaciones a la orden de ayudas para los armadores y marineros por considerarlas "ridículas" y por estar en desacuerdo con los criterios de acceso a las mismas. En principio está previsto que los mariscadores reciban el dinero a partir de primeros de mayo y tendrá carácter retroactivo.

Al encuentro del próximo martes está previsto que acudan Rodrigo Sánchez Haro y la directora general de Pesca, Margarita Pérez, y se llevará a cabo en cumplimiento del compromiso del consejero de mantener una reunión tras la Semana Santa con la vista puesta en conformar un grupo de trabajo técnico multidisciplinar para analizar todas las cuestiones que garanticen una estrategia de futuro viable del sector que incluya todas las perspectivas, tanto de carácter económico y social como medioambiental.

El cierre del caladero fue decretado el pasado mes de enero tras las recomendaciones de los informes de seguimiento del Instituto Español de Oceanografía (IEO). La prohibición de capturas también estuvo vigente entre diciembre de 2016 y julio de 2017, momento en el que ante la necesidad de compatibilizar la recuperación del caladero con la obtención de unos ingresos mínimos para los armadores y tripulantes, se decretó la apertura de la pesquería con fuertes medidas de gestión y control.

Sin embargo, las medidas adoptadas no lograron evitar una nueva disminución acusada de la abundancia de la chirla en las aguas del Golfo de Cádiz, por lo que "la única solución" ha sido de nuevo la paralización de la actividad.

Por otra parte, el Pleno del Ayuntamiento de Punta Umbría ha aprobado por unanimidad una moción de apoyo al sector pesquero. El primero de los acuerdos alcanzados fue relativo a las pérdidas del sector trasmallero tras los últimos temporales y en el segundo acuerdo la Corporación Municipal solicitó el cese de la directora general de Pesca de la Junta.

Gran parte del sector del trasmallo se encuentra sin poder salir a faenar por la pérdida de sus útiles y artes de pesca tras el temporal. Por este motivo, el Pleno instó a la Administración andaluza y al Gobierno central que tenga en cuenta estas circunstancias para que puedan acogerse a las posibles líneas de ayudas que se publiquen.

A esta moción, que fue presentada por el grupo municipal socialista, se le incorporó un anexo en el que todos los grupos que componen el Pleno solicitaron el cese de Margarita Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios