El sector del arrastre considera positiva la parada biológica

  • Los armadores aseguran que el caladero del Golfo de Cádiz se ha recuperado y agradecen a la Junta la celeridad en el pago de ayudas por la inactividad

Asociaciones de armadores de la costa onubense han asegurado que la parada biológica del sector del arrastre, que terminó el pasado 22 de noviembre, ha surtido efecto en el caladero y que tras su vuelta a la actividad han comprobado que se ha producido un importante incremento de las principales especies como pulpos, gambas y calamares

El presidente de la Asociación Isleña de Armadores, José Antonio Carrillo, ha indicado que el sector considera la experiencia positiva pero que aún "queda mucho por hacer" para alcanzar el equilibrio que beneficie al caladero y a los pescadores. "A nosotros nos gustaría que no hubiese más paradas porque el caladero esté totalmente recuperado, pero eso todavía no es posible y por lo tanto hay que seguir trabajando para que eso sea posible", apostilló Carillo. Los armadores han agradecido a la Junta de Andalucía la celeridad para cobrar las ayudas por la parada biológica en el Golfo de Cádiz. Las asociaciones de Isla Cristina, Lepe y Punta del Moral han recordado que las ayudas a los afectados fueron cobradas el pasado 1 de diciembre, aunque el 30 de octubre recibían una ayuda para las tripulaciones. Además, han destacado que en cuatro años se ha pasado de 16 euros por cada día de parada a 36 euros, y de un periodo de ocho meses de espera para cobrar a una media de cinco días.

Las asociaciones han agradecido las gestiones realizadas por la Dirección General de Pesca de la Junta, "con relevancia especial del consejero Isaías Pérez Saldaña", y han reconocido "sus esfuerzos, dedicación y trabajo para llevar a cano con éxito todas las gestiones realizadas".

Los arrastreros acordaron en septiembre con la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía una parada biológica subvencionada por la que los marinero han recibido durante dos meses de inactividad una ayuda compensatoria de 36 euros al día, a lo que se suma el incremento anual del IPC, además, cada una de los 215 barcos del sector arrastrero han recibido 1.600 euros.

El sector entra ahora en su mejor etapa comercial del año en los mercados, ya que el momento en el que el marisco se paga a buen precio, coincidiendo con la celebración de las fiestas navideñas. Sin embargo, José Antonio Carrillo ha indicado que por el momento las ventas aún no han alcanzado los porcentajes que se prevén, momento que se espera que se produzcan a partir de esta semana.

Inicialmente el sector del arrastre vivió con incertidumbre la vuelta a la mar, con la subida del precio del gasoil entre seis y nueve céntimos durante los meses del para obligatorio. El momento decisivo para el sector del arrastre llegará después de las navidades, cuando se produzca la caída del precio de las capturas.

El sector viene demandando que la parada se divida en dos de 45 días en septiembre y febrero argumentando que causaría más beneficio tanto al sector como al caladero, pero el Ministerio de Pesca viene rechazando esta propuesta que permitiría a los arrastreros faenar más de un mes antes de la navidades y que el caladero del Golfo de Cádiz se recuperase en los meses de enero y febrero, muy positivos para la recuperación de las especies. Carrillo ha señalado que el sector arrastrero seguirá negociando esta posibilidad de cara al próximo año, al tiempo que considera que hay que seguir trabajando mucho en aspectos como la comercialización, la equiparación de las tallas con el Mediterráneo, la llegada de ayudas al precio del combustible o la ordenación de paradas para recuperar el caladero a partir de estudios biológicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios