El retraso en la rehabilitación de la iglesia indigna y moviliza a los vecinos

  • El templo almendrero de Nuestra Señora de Guadalupe permanece cerrado al culto debido al mal estado de la estructura.

Vecinos de El Almendro han pedido la agilización del proyecto para la rehabilitación de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe de esta localidad, que permanece cerrada al culto desde hace unos tres años debido al mal estado de conservación en que se encuentra parte de su estructura.

Algunos de los feligreses consultados han lamentado que las misas tengan que seguir celebrándose en una nave industrial que, de forma provisional, se ha habilitado al efecto, a causa del riesgo que para la integridad física supone el acceso a la iglesia almendrera.

De igual modo, la protesta vecinal por esta situación ha llegado hasta Internet, donde diversos foros se hacen eco del malestar e incluso indignación de algunos vecinos de esta población, que exigen que se inicien los trabajos pendientes para la rehabilitación de la iglesia.

Aunque en octubre del pasado año tuvo lugar la firma de un convenio de colaboración entre la Consejería de Cultura de la Junta y el Obispado de Huelva, conjuntamente con el Ayuntamiento de El Almendro, para la ejecución de dichas obras, éstas aún siguen sin ejecutarse.

Por ello, algunos vecinos consideran que sería "necesario" si en las próximas semanas no se han iniciado estas obras el inicio de movilizaciones.

"La Iglesia de El Almendro es una joya, una de las más antiguas del Andévalo, y es una pena que siga cerrada, y que si no se actúa en un periodo de tiempo adecuado se nos caiga", lamentó José, un vecino de la localidad que, además, subrayó que, tal vez sea, además, el único templo de la comarca que se encuentra cerrado al culto por esta circunstancia ruinosa.

Según precisaron las Administraciones competentes tras anunciarse el convenio anteriormente mencionado, la iglesia no está abierta al culto en la actualidad debido a las deficiencias que presenta, como es la carencia de estanqueidad de la cubierta en determinadas zonas, que en período de lluvias llega a producir encharcamiento en el piso de la nave y, por otra parte, el mal estado de conservación de la armadura de madera de la cubierta.

Por ello, "la ejecución del proyecto de consolidación de la cubierta es fundamental para obtener unas adecuadas condiciones de seguridad y estanqueidad que, aunque provisionales, permitan durante un período de tiempo que no debería ser muy prolongado, devolver la iglesia a su uso como lugar de culto", aseguran los técnicos .

El objeto, por tanto, de este proyecto es determinar las obras necesarias para conseguir una adecuada estabilidad de la armadura de la nave central, como paso previo a una futura intervención de restauración en el edificio y la eliminación parcial de la bóveda encajonada que actualmente oculta la armadura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios