palos de la frontera

Los regantes blindan sus instalaciones para protegerse de los robos de cobre

  • La comunidad pertrecha las estaciones de bombeo con un estricto sistema de seguridad y pone vigilancia las 24 horas

Una de las estaciones de bombeo de la comunidad. Una de las estaciones de bombeo de la comunidad.

Una de las estaciones de bombeo de la comunidad. / h. información

Con el objetivo de hacer frente a los robos de cobre sufridos en sus instalaciones, la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera ha instalado un amplio sistema de seguridad de última generación. Las instalaciones de la comunidad han sido dotadas de vigilancia antinhibición y cuentan con la presencia de dos guardas de seguridad permanentemente.

Los robos de cobre sufridos en las estaciones de bombeo de la propia comunidad, así como de otras entidades de regantes de la provincia onubense, provocaron la alerta de esta comunidad, que con esta medida pretende prevenir más robos.

La delincuencia sufrida meses atrás puso en peligro la campaña de frutos rojos, ya que el riego, principal cometido de la Comunidad de Regantes, pudo haberse visto afectado de no haber sido por la pronta actuación de los técnicos. Ante esta alerta, que podría haber provocado pérdidas millonarias en la agricultura de la zona, la entidad decidió actuar.

El secretario gerente de la Comunidad de Regantes, Fernando Sánchez, explica que además de proteger la zona regable en la que trabaja la comunidad, "con este tipo de medidas se refuerza también la tranquilidad de nuestros comuneros". Así, este sistema de vigilancia, sumado a la presencia de dos guardas 24 horas y 365 días, reduce esa sensación de inseguridad. Sánchez destacó que a las pérdidas que puede suponer el robo se suma la dificultad de reponer el material sustraído.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios