Los recursos presentados ponen en apuros la privatización del agua

  • El Pleno pospone la adjudicación del nuevo servicio hasta concluir el estudio de las reclamaciones · PSOE y PA quieren que se anule el procedimiento

El conflicto del agua que mantiene enfrentados a los grupos políticos del Ayuntamiento de Lepe dio un nuevo paso en la noche del jueves cuando se propuso llegar a una acuerdo para acordar un retraso en la privatización del servicio ante los recursos que se han presentado.

De momento, el grupo Popular ha conseguido un acuerdo entre los tres grupos (PSOE y PA) y tomarse un tiempo para estudiar los recursos que han presentado diversas empresas de gestión de aguas, entre ellas la misma Giahsa y algunas que aspiran a quedarse con la gestión pero que no están de acuerdo con las condiciones expresadas en la oferta de contratación. En cambio los socialistas y el edil andalucista piden que se anule el proceso de privatización y se mantenga el actual servicio concertado con Giahsa de la que Lepe forma parte desde su fundación.

A pesar de la unanimidad en la votación, el PSOE volvió a recriminar al alcalde, Manuel Andrés González (PP), que vaya a privatizar un servicio que "pone en peligro 400 empleos", ya que al ser Giahsa una empresa mancomunada que da servicio a varios municipios entiende que no sólo se ponen en peligro a los trabajadores en la localidad.

Sin embargo, el portavoz del PP, Jesús Toronjo, ha asegurado que son sólo diez los trabajadores de la localidad afectados, que además serán asumidos por la nueva empresa que se haga cargo del servicio.

La tensión se volvió a instalar en el ambiente de una sesión plenaria en la que el socialista David Taboas pidió a Toronjo que el PP rectifique en su decisión del pasado 4 de febrero, a lo que los populares han contestado que siguen con la misma idea, "incluso si tenemos que ir a los tribunales". El objetivo pasa por salir de la empresa pública de gestión del agua.

En el desarrollo del Pleno, el portavoz Popular Jesús Toronjo criticó la falta de trabajadores de Lepe en la Mancomunidad que cuenta en la actualidad sólo con 10 y eso que Lepe supone el 20% del volumen de actividad de la empresa.

Contra esta decisión se han llevado a cabo varias movilizaciones en los últimos días, la más llamativa una manifestación que recorrió las calles de la localidad con unas 400 personas, en su mayoría trabajadores de la empresa pública comarcal. De momento el Ayuntamiento de Lepe se toma un nuevo plazo porque no van a tener tiempo material para poder contestar a todos los recursos planteados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios