La provincia celebra el Día de la Virgen

  • La Patrona de los marineros surca la ría puntaumbrieña a bordo de la canoa

  • Los leperos se rinden un año más a los pies de su Patrona, la Virgen de la Bella

Numerosos puntos de toda la geografía onubense vivieron ayer martes por todo lo alto el Día de la Asunción de la Virgen. Una festividad que numerosas localidades aprovechan desde hace siglos para celebrar sus fiestas patronales, como son los casos en la Costa occidental de Punta Umbría, en honor a la Virgen del Carmen; y de Lepe, en honor de Nuestra Señora de la Bella y el Patrón San Roque.

Por tal motivo las patronas de ambos municipios salieron ayer a la calle en procesión, en las que miles de personas volvieron a mostrarles un año más su profunda devoción aportando colorido y fervor religioso a la tórrida tarde estival, en la que numerosas personas aprovecharon también para disfrutar de un día de playa.

Desde hace la Virgen del Carmen procesiona en barco por la ría puntaumbrieña

PUNTA UMBRIA

La primera fue la Patrona de los marineros de Punta Umbría, cuya imagen volvió un año más a salir a las 18:30 desde la capilla de Lourdes para poner el broche de oro a las fiestas patronales que se han celebrado en los últimos días en dicha localidad costera, y que culminaron ayer martes con el día grande.

De esta forma, y como se viene haciendo desde hace ya 108 años, los puntaumbrieños y los miles de veraneantes y turistas que estos días descansan en dicho municipio, vivieron intensamente una jornada festiva cuyos momentos más álgidos se produjeron precisamente con motivo de la salida procesional de la que también es Alcaldesa Perpetua del municipio, la cual fue arropada de forma multitudinaria tanto por las principales calles puntaumbrieñas como por las aguas de la ría.

Tras la salida de la capilla de Lourdes y una vez en la plaza Pérez Pastor, la imagen de la Virgen embarcó en la canoa de Punta Umbría y realizó su recorrido seguida de numerosas embarcaciones, tanto pesqueras como de recreo, con base en la ría de Punta Umbría y engalanadas para la ocasión para acompañar a la Patrona de los Marineros durante todo el recorrido.

Una vez desembarcada en el muelle pesquero tuvo lugar la santa misa, tras la cual se procedió a la elección del nuevo hermano mayor y a la entrega de premios de los concursos de las fiestas. Una de las novedades de este año ha sido el aumento de premios de barcos engalanados, que en esta ocasión también ha valorado las embarcaciones más pequeñas.

La Patrona de los marineros culminó su recorrido en la iglesia de Santa María del Mar y, una vez terminada la procesión, la actividad se trasladó a recinto ferial, donde tuvo lugar un espectáculo pirotécnico. La noche festiva continuó con el concierto del grupo local Azalea y de Siempre Así.

No obstante el día grande de la Feria de Agosto comenzó por la mañana con el paseo de los gigantes y cabezudos por las calles del municipio acompañados de cientos de niños, lo cual precedió a la tradicional cucaña que se celebró a las 12:00 en la ría puntaumbrieña, en la zona de la plaza Pérez Pastor.

LEPE

Miles de leperos se echaron también ayer a la calle para celebrar el día grande de sus fiestas patronales, en el que la Patrona de Lepe, Nuestra Señora de la Bella, recorrió un año más el centro de la ciudad arropada por sus devotos, que no quisieron perderse tan emotivo desfile procesional, y que hicieron una vez más del 15 de agosto, Día de la Bella, uno de los más especiales para la ciudad de Lepe.

Fue el culmen de las fiestas patronales que en honor a la propia Bella y al Patrón San Roque se han venido celebrando desde la noche del pasado sábado, y que concluirán hoy miércoles con la salida procesional de la imagen de San Roque.

Eran las 22:00 cuando se inició el cortejo procesional de la Bella desde la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, en plena plaza de España, para desde allí recorrer algunas de las principales calles del municipio.

Todas las hermandades de Lepe acompañaron a la Patrona, a las que se unieron en este día especial representantes de hermandades de otros municipios de la provincia. A lo largo del recorrido fueron incontables las ocasiones en las que se vio a los más fieles hacer promesas a la Bella, incluso con los pies descalzos, así como gritarle numerosos vivas, vítores y el habitual ¡Bella guapa! Momentos antes de regresar a Santo Domingo de Guzmán los responsables de la hermandad llevaron a cabo la tradicional puja de la vara para el año que viene.

No obstante por la mañana, a las 11:00, tuvo lugar en la parroquia lepera la solemne función principal en honor a la Bella, que fue oficiada por el cura párroco de Lepe y director espiritual de la Hermandad, Carlos Javier Rodríguez Parra, y que contó con el acompañamiento musical de la Orquesta de Cámara de la Escuela Municipal de Música que dirige Ángel Domínguez Mora.

Durante el recorrido procesional de la noche, el paso de la Virgen fue acompañado por la banda de la Escuela Municipal de Música. El desfile de la Bella tuvo una vez más la particularidad de llevar la Virgen sobre su manto billetes de curso legal prendidos por los fieles en el marco de una costumbre que se mantiene tras casi siglo y medio de historia. Y es que la imagen llegó a la localidad hace ahora 179 años, procedente del convento de El Terrón y tras ser rescatada por los vecinos de ser llevada al Monasterio de La Rábida.

Entonces, llegó al municipio prácticamente sin nada, sin vecinos que la amparasen en forma de hermandad, e incluso cuentan que la gente le iba lanzando a su paso todo lo necesario para mantenerla. Con el paso de los años la costumbre se ha mantenido.

La actividad religiosa se retoma en Lepe este miércoles con la celebración del Día de San Roque. Para ello, la Hermandad de la que es titular el Patrón organiza la procesión desde Santo Domingo de Guzmán a partir de las 22:00. La imagen estará acompañada por la Agrupación Musical Cristo de la Misericordia de la localidad. Poco antes, a las 20:30, se oficiará en la parroquia lepera la solemne función principal en honor al Patrón a cargo del cura párroco de Lepe, Carlos Javier Rodríguez Parra, y cantada por el Coro Parroquial Santo Domingo de Guzmán.

Agosto intenso en palos. El municipio onubense vivió ayer la procesión de la Virgen de los Milagros en el día grande de las fiestas y uno de los momentos más esperados. La Virgen acaparó la mirada de todos en su recorrido por la localidad palerma y a su finalización tuvo lugar una explosión de luz y color que iluminó el cielo de este municipio descubridor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios